Diputado Ricardo Mejía Berdeja

Día: 6 noviembre, 2014

Exhorto al director general del IMSS del estado de Oaxaca para garantizar el derecho a la protección de la salud de Darío Carrasco Santiago

 

PUNTO DE ACUERDO DE URGENTE Y OBVIA RESOLUCIÓN PARA EXHORTAR A MERCEDES JUAN LÓPEZ, SECRETARIA DE SALUD, A JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ ANAYA, DIRECTOR GENERAL DEL INSTITUTO MEXICANO DEL SEGURO SOCIAL Y A VÍCTOR OCTAVIO PÉREZ DEL VALLE IBARRA, DELEGADO DEL INSTITUTO MEXICANO DEL SEGURO SOCIAL EN EL ESTADO DE OAXACA A GARANTIZAR EL DERECHO A LA PROTECCIÓN DE LA SALUD DE DARÍO CARRASCO SANTIAGO Y A LA PROCURADURÍA GENERAL DEL ESTADO DE OAXACA A INVESTIGAR Y SANCIONAR LOS PRESUNTOS ACTOS DE NEGLIGENCIA MÉDICA QUE HA PADECIDO POR MÁS DE UN AÑO.

Ricardo Mejía Berdeja y Ricardo Monreal Ávila, diputados integrantes de la LXII Legislatura del Congreso de la Unión y del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 6, fracción I y 79, numeral 2, fracción II del Reglamento de la Cámara de Diputados, presentan ante la Cámara de Diputados, el presente Punto de Acuerdo conforme a la siguiente.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

En Oaxaca, a Darío Carrasco Santiago, quien padece de un tumor cerebral, lo debieron haber operado en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) desde hace más de un año.

Desde 2013, Darío y su familia quienes viven en Santo Domingo Barrio Alto, ubicado en el municipio de Etla, han sufrido un tortuoso proceso esperando citas en el Seguro Social, infinidad de estudios; dos negativas de operación a pesar de estar internado en el hospital, una por “falta de camas” y otra porque faltaba otro estudio. Por estas omisiones y actos de negligencia Darío ya perdió la vista, padece fuertes dolores de cabeza todo el tiempo, por lo que ya no puede trabajar.

Cabe destacar que en 2013, Carrasco Santiago empezó a perder los reflejos de la vista. Acudió a la Unidad Médica Familiar 57 del Seguro Social en Etla, Oaxaca, en donde le dieron una cita con el oftalmólogo para dos meses después.

En la cita, el médico le solicitó realizarse unos estudios en el hospital de especialidades de Puebla, pero para obtener una cita ahí fue imposible: lo hicieron ir diversas veces y cuando se quería solicitar información vía telefónica, no había respuesta. Así pasaron más de seis meses.

Cansado y harto por la falta de respuesta, Darío prefirió esperar a recibir su aguinaldo para ir con un médico oftalmólogo particular, quien detectó que el problema no era de la vista, sino que era algo más serio.

Los siguientes estudios se cubrieron con sus propios recursos, hasta que la doctora mandó una carta al IMSS diciendo que era urgente que un neurocirujano lo atendiera en menos de dos meses.

No obstante, le dieron una cita para enero de 2014 y como resultado de la revisión volvieron a mandarle estudios en Puebla. De nuevo, no hubo respuesta.

Durante esa nueva espera, Carrasco Santiago presentó fuertes dolores de cabeza que lo llevaron a la pérdida total de la vista y, con eso, se vio obligado a dejar de trabajar.

En marzo pasado fue internado de emergencia y los resultados arrojaron un problema de tiroides, pero aún faltaba que fuera atendido por un neurocirujano del IMSS, la cita nunca llegó y nuevamente fue con un médico particular, quien le mandó una tomografía.

El diagnóstico: un macro adenoma de hipófisis a operarse con urgencia, sin embargo, cuando solicitó la cirugía al IMSS, le dijeron que “no había espacio ni camas para él”.

El director del Hospital General de zona 1 IMSS Oaxaca, el Dr. Jorge Hernández, tomó el caso y le ayudó a obtener una cita con el neurocirujano en el hospital de Puebla para el mes de abril.

En lugar de operarlo, le mandaron muchos estudios ‘“de protocolo”, proceso que tomó cinco meses y posteriormente su cirugía fue programada para el pasado 10 de octubre.

Al llegar al hospital le dijeron que no lo operarían porque no había camas disponibles en el área de terapia intensiva, Darío esperó una semana y estando en el quirófano, el anestesista se percató de que había un estudio incompleto y sin esa información no podría proceder.

Lo dieron de alta y lo regresaron a Oaxaca para que solicitara una cita urgente con el endocrinólogo, pero éste estaba (y sigue) de vacaciones. El 4 de noviembre es la fecha para que el doctor programe el último estudio previo a la cirugía que después de todo el dolor físico y anímico está aún sin realizarse.

Darío y su familia no pueden seguir esperando citas que no llegan, no pueden seguir dando vueltas y no pueden estar llegando al hospital y les nieguen camas; resulta inhumano que lleven más de un año esperando atención urgente.

De manera desafortunada este caso se suma a los miles que, de manera habitual, ocurren en nuestro país y que, violan los derechos humanos de las y los mexicanos, a quienes se les niega el acceso a los servicios de salud bajo argumentos absurdos que ponen en riesgo su vida; es por ello que presentamos a esta H. Asamblea el siguiente resolutivo con

PUNTO DE ACUERDO DE URGENTE Y OBVIA RESOLUCIÓN

PRIMERO.- La H. Cámara de Diputados exhorta a Mercedes Juan López, Secretaria de Salud, a José Antonio González Anaya, Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social y a Víctor Octavio Pérez Del Valle Ibarra, Delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social en el estado de Oaxaca a garantizar el derecho a la protección de la salud de Darío Carrasco Santiago.

SEGUNDO.-La H. Cámara de Diputados exhorta a la Procuraduría General del Estado de Oaxaca a investigar y sancionar los presuntos actos de negligencia médica que ha padecido Darío Carrasco Santiago por más de un año.

Dado en el Palacio Legislativo de San Lázaro a los 6  días del mes de noviembre 2014.

 Wholesale Jerseys Free Shipping