PUNTO DE ACUERDO PARA EXHORTAR A LA SECRETARÍA DE MEDIO AMBIENTE Y RECURSOS NATURALES A IMPLEMENTAR, LO ANTES POSIBLE, LO ESTABLECIDO EN LA ESTRATEGIA NACIONAL DE CAMBIO CLIMÁTICO, CON MAYOR ÉNFASIS EN EL EJE DE ACCIÓN DENOMINADO “REDUCIR LA VULNERABILIDAD Y AUMENTAR LA RESILIENCIA DEL SECTOR SOCIAL ANTE LOS EFECTOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO” Y A LA SAGARPA A INFORMAR SOBRE LA OPERACIÓN DEL PROGRAMA EMERGENTE PARA MITIGAR EFECTOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO Y LA SEQUÍA.

RICARDO MEJÍA BERDEJA Y RICARDO MONREAL ÁVILA, integrantes de la LXIILegislatura del Congreso de la Unión y del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 58 y 59 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, presento ante esta Honorable Asamblea el siguiente Punto de Acuerdo de urgente u obvia resolución al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

En México, según datos presentados por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT),  128 millones de hectáreas y 48 millones de habitantes, han sufrido afectaciones causadas por la sequía y desertificación; efectos que han incrementado por los efectos del cambio climático.

 Las afectaciones más considerables están relacionadas con las sequías pecuarias, ya que 881 municipios se encuentran en tal situación, con un impacto directo a catorce millones de personas; aunado a ello las sequías agrícolas aquejan a 480 municipios en donde viven seis millones de mexicanos.

Asimismo, las ondas de calor están provocando severos daños en 510 municipios del país, en los cuales habitan once millones de personas; a la par que en 285 municipios se ha registrado una disminución en el rendimiento de cinco millones de personas a causa de las altas temperaturas.

Aunado a los efectos de las sequías y desertificación, se ha registrado un mayor número de desastres naturales, como inundaciones (en 156 municipios), o deslaves (en 214 municipios), con un total de seis millones de personas en riesgo y cinco millones más en posibilidad de padecer alguna transmisión de enfermedades por mosquitos en alguno de los 275 municipios en esta situación.

Un dato importante es que “se estima que de las 22 ciudades en el país consideradas importantes por su número de habitantes y por lo que representa su actividad económica, 17 están asentadas geográficamente en zonas semiáridas y áridas.”

Ante ello y entendiendo la emergencia que esto implica, en meses pasados se presentó la Estrategia Nacional de Cambio Climático (ENCC), el cual “es el instrumento de planeación que define la visión de largo plazo y que además rige y orienta la política nacional con una ruta a seguir que establece prioridades nacionales de atención y define criterios para identificar las prioridades regionales”.

En este sentido y dentro de uno de los pilares de política, se encuentra la línea de acción relacionada con “identificar, sistematizar y analizar la información existente en el país en materia de cambio climático y particularmente en adaptación, en donde se requiere realizar investigación en sectores productivos ante ocurrencia de eventos climáticos tales como sequías y huracanes, determinar la vulnerabilidad de infraestructura, generar mecanismos de obras y esquemas de organización de ordenamiento ecológico del territorio para aumentar la resiliencia.”

De igual manera, la ENCC, menciona que “en los últimos años, México ha enfrentado un número creciente de afectaciones debido a fenómenos hidrometeorológicos extremos como ciclones tropicales, inundaciones y sequías por mencionar algunos que han producido pérdidas humanas y altos costos económicos y sociales. Los daños económicos relacionados a estos eventos han pasado de un promedio anual de 730 millones de pesos en el periodo de 1980 a 1999 a 21,950 millones para el periodo 2000-201218. Este incremento, además de estar asociado a la mayor ocurrencia de eventos, obedece a un aumento en la exposición, por ejemplo, la creciente urbanización.”

De esta forma,  se expone que

México es especialmente vulnerable a los efectos del cambio climático y en décadas recientes se han presentado algunos efectos relacionados con este fenómeno, como la disminución en disponibilidad de agua, inundaciones, sequías y enfermedades como dengue o infecciones diarreicas agudas. De acuerdo a las características geográficas y a las condiciones socioambientales, económicas y de salud, la problemática puede intensificarse. La evaluación de la vulnerabilidad y la implementación de medidas de adaptación deben realizarse a nivel local respondiendo a condiciones particulares.

Reconocemos la urgente necesidad por frenar o disminuir los efectos causados por el cambio climático y sobre todo la importancia de la concientización y participación de la sociedad que permita el aprovechamiento de los recursos naturales de una manera responsable en miras de contar con un desarrollo sustentable, por lo que consideramos de suma relevancia lo establecido en el eje de acción denominado Reducir la vulnerabilidad y aumentar la resiliencia del sector social ante los efectos del cambio climático, el cual “establece líneas de acción que favorezcan las condiciones de reducción de la vulnerabilidad y aumento de la resiliencia de la población y de los sistemas que contribuyen a una mejor calidad de vida”, entre las que destacan:

  1. Fortalecer la identificación y atención de zonas, asentamientos y grupos sociales prioritarios para la reducción de la vulnerabilidad y el aumento de resiliencia de los asentamientos humanos en zonas rurales, urbanas y costeras.
  2. Fortalecer la Gestión Integral de Riesgos de la población; incluyendo los sistemas de comunicación, alerta temprana, planes locales de evacuación, reducción y manejo de riesgos ocasionados por eventos hidrometeorológicos extremos.
  3. Incrementar los recursos destinados a la atención de desastres asegurando una mayor proporción a la prevención.
  4. Fortalecer los mecanismos de atención inmediata y expedita en zonas impactadas por los efectos del cambio climático, como parte de los planes y acciones de protección civil.
  5. Fortalecer la aplicación de la regulación de uso de suelo con la finalidad de disminuir hasta eliminar asentamientos irregulares en zonas de riesgo de desastres.
  6. Instrumentar y fortalecer políticas públicas enfocadas a garantizar la disponibilidad en calidad y cantidad de agua en zonas consideradas como prioritarias por su probabilidad de escasez derivada del cambio climático con énfasis en fortalecer los servicios eco-hidrológicos proveídos por los ecosistemas.
  7. Garantizar la seguridad alimentaria ante las amenazas climáticas al dar preferencia a medidas de gestión integral de la cuenca, la conservación de biodiversidad y la restauración de suelos y demás sistemas ecológicos de soporte.
  8. Instrumentar y fortalecer políticas públicas enfocadas a reducir riesgos a la salud asociados a efectos del cambio climático; y para ello considerar a los grupos más susceptibles y sensibles por sus condiciones biológicas y de salud.
  9. Diseñar y fortalecer políticas públicas para proteger el patrimonio de la población (vivienda, infraestructura, etcétera) ante los impactos del cambio climático.
  10. Incrementar y fortalecer políticas públicas enfocadas a reducir riesgos a la infraestructura de salud pública.
  11. Diseñar e incluir el enfoque de género en las estrategias de reducción de la vulnerabilidad social.
  12. Instrumentar y fortalecer políticas públicas de educación a la población sobre manejo de riesgos de desastres.
  13. Instrumentar mecanismos transparentes e incluyentes que aseguren la participación social en el diseño e implementación de estrategias de adaptación al cambio climático tales como consejos comunitarios, distritales, municipales y estatales enfocados a reducir la vulnerabilidad social. 

Además, el titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Enrique Martínez y Martínez, anunció en mayo de este año un programa emergente por 8,163 millones de pesos, de los que 2,460 millones son para garantías líquidas, pago de intereses y para apoyar el crédito.Desglosó que el Programa de Apoyo para Mitigar los Efectos Climáticos en la Agricultura tendrá 643 millones de pesos, mientras que el Apoyo a la Inversión para Mitigar los Efectos de la Sequía y Heladas tendrá 770 millones de pesos, mientras que el Fondo de Apoyo para Contingencias y Garantías en Financiera Rural, contará con 350 millones de pesos, que impactará en créditos por 2,450 millones de pesos y el Fondo para Repoblamiento del Hato Ganadero tendrá 187 millones de pesos.Asimismo, el programa de Desarrollo de Zonas Áridas contará con 300 millones de pesos adicionales a los que ya se tienen para este tipo de obras en los ranchos ganaderos del país.

Sin embargo, en el campo siguen esperando que estos recursos lleguen y simplemente no se ven los beneficios del programa emergente. Desafortunadamente, la implementación de este programa coincidió con el desarrollo de procesos electorales en catorce entidades del país, lo que incidió en un uso clientelar del programa, más que en una respuesta oportuna ante las condiciones de sequía que afectan a millones de mexicanos y que se encuentran en una situación desesperada.

Ante ello y reiterando nuestro compromiso de “resolver las necesidades presentes sin afectar ni comprometer el futuro de las próximas generaciones (a la par de) promover una cultura ecológica en todos los niveles y ámbitos de la sociedad para promover la conservación y explotación racional de nuestros recursos naturales, reconociendo el papel que cada uno de nosotros debe desempeñar” presentamos a esta Asamblea la siguiente proposición con

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO.-La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales a implementar, lo antes posible, lo establecido en la Estrategia Nacional de Cambio Climático, con mayor énfasis en el eje de acción denominado “Reducir la vulnerabilidad y aumentar la resiliencia del sector social ante los efectos del cambio climático”.

SEGUNDO.- La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta al titular de laSecretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Enrique Martínez y Martínez, a que informe a esta soberanía sobre la operación del programa emergente para mitigar los Efectos del Cambio Climático, la sequía y las zonas áridas.

Dado en el Senado de la República a los14días del mes de agosto de 2013.