Diputado Ricardo Mejía Berdeja

Category: Reformas México

Reforma energética en dos palabras: más corrupción

No a la “reforma energética” privatizadora y entreguista que promueven Enrique Peña Nieto y sus aliados.

Cuando me preguntan cómo explicar de manera sencilla los alcances nocivos de la reforma energética, no necesito batallar mucho para definir este atraco con dos palabras: más corrupción. He sostenido una y otra vez que la auténtica y genuina reforma energética moderna, nacionalista y de vanguardia es el combate a la corrupción. No a la “reforma energética” privatizadora y entreguista que promueven Enrique Peña Nieto y sus aliados.

Si se combate la corrupción en PEMEX, CFE y en general en todo el sector energético podrían sumarse más recursos para financiar el desarrollo nacional, actualmente con todo y el saqueo que vive Petróleos Mexicanos ésta empresa aporta entre 35 y 40% del presupuesto público federal. Con auténticos candados anticorrupción y servidores públicos honestos el país podría aprovechar este potencial energético y superar rezagos ancestrales.

Sin embargo, por sus complicidades e intereses personales y de grupo el gobierno federal, el PRI, el PAN y sus aliados optaron por la privatización con corrupción.

La corrupción profundamente arraigada en el sector energético hasta ahora se ha dado fundamentalmente en los contratos de servicios y en las operaciones comerciales. El contratismo, el tráfico de influencias, los “moches”, las licitaciones amañadas, el contubernio entre funcionarios y contratistas, son parte de los desvíos y malversaciones cotidianas.

No hay prácticamente ningún ex Director de PEMEX que no le venda servicios o sea contratista de la empresa, o que sea representante o directivo de empresas trasnacionales. Lo mismo pasa en la Secretaría de Energía, donde su ex titular Georgina Kessel es Consejera de Iberdrola, empresa favorecida con la privatización eléctrica. Esta coexistencia de lo público y lo privado es el terreno fértil para el conflicto de intereses y que prevalezca el favoritismo y la corrupción.

Los tramos de posible corrupción se van a multiplicar exponencialmente con la reforma energética prianista en las licitaciones de contratos de utilidad y producción compartida, en las licencias que se otorguen a trasnacionales, al fijar los porcentajes y regalías que le corresponderá pagar a los privados, al fiscalizar cada barril de petróleo extraído y en general en toda la producción de hidrocarburos, entre otras actividades. La propia Secretaria de Hacienda y Crédito Público ha reconocido que no tiene la capacidad para fiscalizar y auditar a las empresas privadas que explotarán nuestros recursos energéticos, tal como aconteció en las reuniones que sostuvimos con funcionarios de esta dependencia integrantes de las Comisiones de Energía y Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados.

El aumento de órganos públicos vinculados al sector energético no implica menor corrupción sino la posibilidad de mayores negocios ilícitos al amparo del poder, toda vez que habrá más ventanillas y funcionarios vinculados a estas actividades.

No ha habido voluntad en el actual gobierno de combatir a fondo la corrupción, para muestra están los casos de Oceanografía, Hewllet Packard, Evya, y otros más que van camino a la impunidad.

Por otra parte, como aconteció con Vicente Fox y Felipe Calderón el gobierno de Enrique Peña Nieto tiene ya su empresa favorita OHL (Obrascón, Huarte, Lain, SA), para ser beneficiada con obras y contratos. Esta empresa hasta antes de la llegada de Emilio Lozoya como Director General no había ganado licitación alguna en PEMEX, hasta estos momentos ha ganado tres. Ahora bien, es conocido que no es de ahora que OHL sea la consentida de un Gobierno encabezado por Enrique Peña, ya que cuando ocupaba la gubernatura del Estado de México esta empresa obtuvo concesiones y millonarios contratos para la ejecución de carreteras de peaje, como el circuito exterior mexiquense, así como obras de infraestructura, tal es el caso de la ampliación del aeropuerto de la ciudad de Toluca.

El pasado catorce de Julio del año en curso en primera plana del Periódico Reforma se publicó la nota, “Privilegian a OHL”[1], en donde se relata los beneficios contractuales que esta empresa ha obtenido del gobierno federal con la licitación y adjudicación de obras como la autopista Atizapán – Atlacomulco, el primer tramo del Tren Toluca – Ciudad de México y el tramo del segundo piso de la autopista México – Puebla, así como en Petróleos Mexicanos las obras que señalamos con anterioridad todas ellas en su conjunto por el orden de 41, 594 millones de pesos, en apenas año y medio de gestión gubernamental; así como las relaciones de funcionarios y exfuncionarios que existen tanto en esta empresa española y el actual gobierno federal, tal es el caso del actual Director de Finanzas de PEMEX Mario Beauregard que hasta febrero del 2013 realizaba las mismas funciones en OHL México y el de Emilio Lozoya Austin que se desempeñaba como Consejero de esa empresa.

Esta situación hace evidente la existencia de un conflicto de intereses que la Secretaría de la Función Pública debió determinar en cada uno de los procesos licitatorios con el fin de evitar un posible tráfico de influencias, además de que se contravienen las disposiciones establecidas en los artículos 47 numeral XIII y XV y el articulo 88 párrafo primero de la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos.

Por esas razones presenté un punto de acuerdo ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión para exhortar al Lic. Juan Alfonso Ugalde Olivas, Subsecretario de Responsabilidades Administrativas y Contrataciones Públicas y actual encargado del Despacho de la Secretaría de la Función Pública, para que en el ámbito de sus respectivas competencias se realicen las investigaciones en relación al posible tráfico de influencias y conflicto de intereses, generado por la asignación de obras a las empresas OHL, por un monto de cerca de 41, 594 millones de pesos, se deslinden responsabilidades y se hagan públicas el resultado de las mismas.

De igual manera, solicitamos se exhorté al Auditor Superior de la Federación Juan Manuel Portal Martínez realice las auditorias relativas a la asignación de obra pública federal a la empresa constructora OHL.

Publicado originalmente en:La Silla Rota

10 razones en contra de la Reforma Energética

Por estas razones voté en contra de la reforma constitucional en la materia, junto con mis compañeros y compañeras de Movimiento Ciudadano y los legisladores progresistas. Esta convicción se ha reafirmado a partir del análisis del paquete legislativo de creación, reformas y adiciones a 21 leyes que son parte de esta reforma y de las reuniones de trabajo con servidores públicos de la Secretarías de Hacienda y Crédito Público y de Energía, y con el Gobernador del Banco de México. Read More

10 razones contra Reforma Energética

Expongo diez razones mínimas para oponerse a esta reforma energética que pretende concluir el ciclo de transformaciones neoliberales que lejos de significar una mejoría económica para el pueblo de México han frenado, durante los últimos 32 años, el crecimiento económico e incrementado la desigualdad y la pobreza en el país.


e.issuu.com

Más gasolinazos, más deudas y más impuestos son el resultado de la Reforma Hacendaria del Ejecutivo y sus aliados: Ricardo Mejía Berdeja

Palacio Legislativo de San Lázaro

20 de octubre de 2013

Boletín de Prensa

Más gasolinazos, más deudas y más impuestos son el resultado de la Reforma Hacendaria del Ejecutivo y sus aliados: Ricardo Mejía Berdeja

 

Movimiento ciudadano fue el único grupo parlamentario que mantuvo postura congruente en defensa de la ciudadanía.

Votamos en contra de todas las leyes de la Reforma Hacendaria.

El PRI y sus aliados del “Pacto contra México” aprobaron endeudamiento de 650 mil 478 millones de pesos y 10 mil millones de dólares para 2014.

Se está volviendo a la época de los financiamientos excesivos, de un Estado despilfarrador y de un Gobierno obeso y corrupto.

 Tras la aprobación del Paquete Fiscal 2014 en la Cámara de Diputados, el Vicecoordinador del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, el Diputado Ricardo Mejía Berdeja, señaló: “fuimos el único grupo parlamentario que mantuvo una postura unitaria en defensa de la ciudadanía, votamos en contra de todas las leyes, incluyendo el terrorista Código Fiscal de la Federación, las normas que aumentan impuestos y la Ley de Ingresos”.

“El PAN por ejemplo, votó a favor del Código Fiscal de la Federación y la Ley de Ingresos, con algunas excepciones, mientras que nosotros en Movimiento Ciudadano no avalamos ninguno de esos ordenamientos que afectan a la ciudadanía”, subrayó Ricardo Mejía.

La Ley de Ingresos que plantea un endeudamiento monstruoso y la continuación de los nocivos gasolinazos fue aprobada por 203 votos del PRI, 79 del PAN, 72 del PRD, 23 del PVEM y 10 de Nueva Alianza con la que se asesta, de manera cínica, duros golpes en contra de las familias mexicanas. 52 diputadas y diputados estuvimos en contra de este atraco y nos mantuvimos en defensa de la ciudadanía. Todos los legisladores de Movimiento Ciudadano votamos en contra, destacó Mejía Berdeja.

“Más gasolinazos, más deuda y más impuestos constituyen la Reforma Hacendaria de Enrique Peña Nieto y sus aliados; estas reformas lejos de superar la crisis económica que enfrenta nuestro país, afectarán a millones de mexicanos quienes, con base en su trabajo y esfuerzo, buscan una mejor calidad de vida para ellos y su familia; en cambio, siguen beneficiando a las grandes empresas, exentándolos de pagar los impuestos que corresponderían a sus ganancias y un modelo fiscal aprobado a modo, es una mentira que el régimen de consolidación fiscal que beneficia a grandes consorcios desaparezca, sólo cambió de nombre”, expresó el también Secretario de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados.

Cabe destacar que Ricardo Mejía Berdeja evidenció, en redes sociales, la forma en que las y los legisladores emitieron su voto “es necesario que los mexicanos conozcan a detalle quiénes aprobaron los nuevos impuestos y la continuación de los gasolinazos, y quienes son los responsables de volver a la época de la deuda excesiva, de un Estado despilfarrador y de un Gobierno obeso y corrupto rememorando las épocas de Luis Echeverría, López Portillo y Salinas de Gortari; el PRI y sus aliados del “Pacto contra México” aprobaron un endeudamiento de 650 mil 478 millones de pesos y 10 mil millones de dólares para 2014”, apuntó.

“Están empeñando a millones de mexicanos en un régimen fiscal abusivo, depredador, injusto, la ciudadanía lo sabe y el reclamo les va a perseguir el resto de sus carreras políticas”, expresó Mejía Berdeja a los 387 legisladores que votaron a favor de la Ley de Ingresos, “resultan un atraco el aumento y la creación de más impuestos, es inaceptable que se gravara con IVA del 16% a los alimentos de mascotas, que se elevara el IVA en fronteras del 11 al 16%; que no se haya puesto un candado al aumento en el precio de las gasolinas, el cual seguirá aumentando mes con mes afectando a millones de mexicanos”, indicó.

Aunado a ello, el legislador federal consideró que el monto aprobado en términos de deuda, no corresponde a la situación económica del país “es un endeudamiento descomunal y criminal que no tiene comparación, es un “Moreirazo” para México; este paquete de impuestos afectará aún más la economía del país que está en recesión, con rebotes inflacionarios y carestía; este incremento en los impuestos golpeará al sector productivo y se configurará un escenario catastrófico en términos económicos”, comentó.

Por último y respecto a las modificaciones al Impuesto Sobre la Renta, mejor conocido como ISR, Mejía Berdeja señaló “elevar la tasa máxima del ISR de 30 a 35% y la deducción de sólo el 10% para personas físicas; es decir más impuestos y menos posibilidad de deducir gastos representa un abuso y un duro golpe a los profesionistas, a la gente que con esfuerzo se abre camino quienes, con esta reforma, se irán al sector informal, a la actividad no declarada”.