Chilpancingo, Guerrero a 12 de enero de 2017.- De errático, cargado de corrupción y que somete a la población a cargas fiscales desproporcionadas y abusivas calificó durante la sesión de este jueves al Gobierno Federal el Coordinador del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, Ricardo Mejía Berdeja al referirse al alza en las gasolinas en el país.

“Las reformas energética y fiscal del 2013 consolidaron el incremento a impuestos y trifas como el gas, la luz y las gasolinas” sostuvo el diputado al tiempo que hizo referencia al record recaudador de la presente administración federal que tuvo un crecimiento entre el 2015 y el 2016 de casi 40 por ciento más que en años anteriores “sin embargo el gobierno no tiene llenadera y quiere más ingresos exprimiendo a la gente” acusó Mejía Berdeja, “dar reversa al gasolinazo, indispensable para recuperar la armonía social”.

Al referirse a la recaudación por concepto del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) para las gasolinas y el diesel, al mes de noviembre se tuvieron excedentes equiparables a una cifra superior al presupuesto de egresos para el Estado de Guerrero y advirtió que se tienen programados por lo menos dos gasolinazos más, “uno el 4 de febrero y otro el 11” apuntó.

Como medidas urgentes, y a nombre de los diputados de Movimiento Ciudadano, Ricardo Mejía presentó un acuerdo con tres propuestas que implica que el Congreso local se pronuncie en contra de esta medida y exhorte al titular del Ejecutivo Federal a que elimine los aumentos en los combustibles; a la Secretaría de Hacienda y Crédito Pública para que frene el aumento de los precios de los productos en el mercado y uno más, dirigido a la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos para que lleva a cabo las acciones necesarias y urgentes a fin de que el salario mínimo aumente para poder hacer frente a esta inminente crisis económica grave en el país.

Por último, Ricardo Mejía señaló que en lo que va del sexenio se ha registrado un alarmante incremento de la deuda pública que al día de hoy, representa más del 50% del PIB “la deuda crece a un ritmo insostenible, 15 puntos por arriba de lo programado desde 2012; se pone en riesgo la estabilidad macroeconómica con el uso irresponsable de la deuda y deficiente manejo de las finanzas públicas” concluyó el legislador.