PUNTO DE ACUERDO PARA EXHORTAR A LA SECRETARÍA DEL TRABAJO Y PREVISIÓN SOCIAL Y A LA PROCURADURÍA FEDERAL DE LA DEFENSA DEL TRABAJO A GARANTIZAR LOS MECANISMOS INSTITUCIONALES PARA ELIMINAR Y ATENDER CUALQUIER ACTO DE DISCRIMINACIÓN LABORAL Y DESPIDOS POR CAUSAS DE EMBARAZO.

­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­Ricardo Mejía Berdeja y Ricardo Monreal Ávila, integrantes de la LXII Legislatura del Congreso de la Unión y del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 6, fracción I, 79, numeral 2, fracción II y 113 del Reglamento de la Cámara de Diputados, presenta ante esta Honorable Asamblea el siguiente Punto de Acuerdo de Urgente u Obvia resolución al tenor de la siguiente. 

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

En México muchas mujeres en estado de gravidez ven violados sus derechos humanos al serles negados por su empleadores los mínimos permisos para realizarse chequeos pre y post natales, aunado a esto, el salario que a menudo reciben es menor que sus pares masculinos.

Muchas veces las mujeres embarazadas son condicionadas a realizar trabajos nocturnos que no deben hacer, es una problema que se torna a violar constantemente los derechos laborales además de la falta de políticas programas y proyectos sobre materia salarial que engloben a la categoría del salario y  que promueva la satisfacción  de las necesidades mínimas de las trabajadoras.

En México las mujeres representan un factor importante para el sector económico, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), aproximadamente el 70 por ciento de las mujeres mayores de quince años ha tenido al menos un hijo nacido vivo y el 27 por ciento no ha tenido.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), en el segundo trimestre de 2012, la tasa de participación económica de las mujeres de 15 años y más con al menos un hijo nacido vivo es de 44.1 por ciento, de las cuales, 97.9 por ciento combina sus actividades laborales con los quehaceres domésticos; mientras que para 2013, INEGI dio a conocer que el 69 por ciento de las mexicanas que tiene una ocupación laboral son madres.

De esta manera, debe considerarse que el 96.3 por ciento de las madres que trabajan se dedican a la producción de bienes y servicios, el cual se divide de la siguiente manera: 35 por ciento se desarrolla en el sector informal, 33.5 por ciento en empresas y 17.4 por ciento en instituciones; por tipo de ocupación, la mayoría son comerciantes (27.8 por ciento) o trabajadoras en servicios personales (24.6 por ciento).

En contraste, la mayoría de las mujeres que no son madres trabaja en empresas (48.1 por ciento) y en instituciones (20.4 por ciento), mientras que sólo una de cada cinco (20.9 por ciento) labora en el sector informal.

Cabe señalar que en nuestro país, los derechos humanos laborales se encuentran establecidos en el artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en la Ley Federal del Trabajo y en diversas disposiciones secundarias; de esta forma los derechos de las trabajadoras y su relación con la maternidad se encuentran regulados a nivel constitucional en el Título Sexto Del Trabajo y de la Previsión Social y en el Título Quinto Trabajo de las Mujeres de la Ley Federal del Trabajo.

A nivel internacional, la Convención Sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer en su Artículo 11 establece “Los Estados Partes adoptarán todas las medidas apropiadas para eliminar la discriminación contra la mujer en la esfera del empleo a fin de asegurar, en condiciones de igualdad entre hombres y mujeres, los mismos derechos”, así como diversas medidas “a fin de impedir la discriminación contra la mujer por razones de matrimonio o maternidad y asegurar la efectividad de su derecho a trabajar”.

De esta manera se prohíbe el despido por motivo de embarazo o licencia de maternidad, considerándolo como un acto discriminatorio en contra de las mujeres.

Desafortunadamente en México,  existe gran cantidad de casos en donde las mujeres son víctimas de hostigamiento laboral e incluso son despedidas injustificadamente por causas relacionadas con la maternidad, en fechas recientes –y gracias al impacto de las redes sociales- se han visibilizado varias situaciones de este tipo, aunadas a la falta de mecanismos que garanticen el pleno acceso al sistema de seguridad social y de las facilidades que por ley deben otorgarse.

 Por ejemplo Nora Beltrán, quien laboraba para una filial de la empresa del restaurante Fishers,  denunció a través de las redes sociales su despido por esa razón. Aunque la mayoría de los casos permanecen sin ser denunciados.

Sin embargo, este escenario no es reciente, datos del Reporte sobre la discriminación en México 2012 Trabajo del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), concluye que de 2004 a 2012, se registraron 266 quejas (contra particulares) y 75 reclamaciones (contra servidores públicos) referentes a la discriminación por laboral por causas de embarazo, dando un total de 341 casos.

Es una realidad, que a pesar de las determinaciones legales que prohíben se despida de los trabajos a mujeres por embarazo, se siguen dando de manera frecuente, y aún son pocos los casos que se denuncian y conocen, pues se debe reconocer que no hay mecanismos institucionales, ni una política pública definida para prevenir y atender esta situación.

Tales denuncias no sólo están relacionadas con despidos injustificados, aún faltan los mecanismos necesarios que permitan que los derechos humanos laborales relacionados con la maternidad –y paternidad- se desarrollen y de esta forma dar asegurar su ejercicio. Es por lo antes expuesto que presentamos a esta Honorable Asamblea la siguiente proposición, con

PUNTO DE ACUERDO 

ÚNICO.- La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y a la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo a garantizar los mecanismos institucionales para eliminar  y atender cualquier acto de discriminación laboral y despidos por causas de embarazo.

Dado en el Senado de la República a los  3 días del mes de julio de 2013.