Palacio Legislativo de San Lázaro

5 de octubre de 2014

Boletín de Prensa

 

El Estado mexicano ha fallado en proteger y garantizar el ejercicio de los derechos humanos de las personas jóvenes en el país: Ricardo Mejía Berdeja

  •  La inseguridad y violencia tiene como sus principales víctimas a los jóvenes mexicanos.
  • Necesario garantizar los mecanismos para su desarrollo integral.
  • Exigimos justicia en los casos de Ayotzinapa y Tlatlaya.

“Resulta lamentable y sumamente preocupante la serie de hechos que hemos presenciado en semanas recientes en nuestro país, lo ocurrido en Tlatlaya, Estado de México y Ayotzinapa, Guerrero, evidencian de nueva cuenta la ineficiencia en materia de seguridad y, sobre todo, la constante violación a los derechos humanos de los mexicanos”, indicó el Diputado Federal Ricardo Mejía Berdeja, Vicecoordinador del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano en San Lázaro.

En dicho tenor, el legislador expresó “además, debe señalarse que, como en estos casos, las mayoría de las víctimas son personas jóvenes, a quienes, por la incapacidad del Gobierno Federal para garantizarles un pleno desarrollo, se les ha orillado a vivir en un Estado en donde permea la corrupción y la falta de oportunidades; a la par de la violencia e inseguridad que impacta de manera directa en su forma de vida y, en ocasiones como éstas, cobra la vida de decenas de jóvenes”.

Cabe destacar que en las últimas horas, el gobierno del estado de Guerrero dio a conocer el hallazgo de fosas clandestinas en Iguala, al respecto Mejía Berdeja expresó “exhortamos a las autoridades a encontrar y castigar con todo el peso de la ley a los responsables y fincar las sanciones que ameriten; exigimos justicia en los casos de Tlatlaya e Iguala, así como en los cientos de casos que ocurren diariamente en nuestro país”.

Por último, el también Secretario de la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados indicó que difiere en que el contexto nacional diste del que se presentaba en octubre de 1968 ya que, entre otras cosas, las demandas de los estudiantes siguen vigentes y la respuesta del gobierno mexicano no ha sido la indicada para darles la mejor solución; “se necesita trabajar de manera conjunta para que los más de 30 millones de jóvenes que viven en nuestro país, cuenten con los mecanismos que les permitan desarrollar sus habilidades en todos los ámbitos posibles; todo esto en el marco del pleno reconocimiento a sus derechos por parte del Estado mexicano”.