Palacio Legislativo de San Lázaro
26 de octubre de 2014
Boletín de Prensa

El Senado debe garantizar un proceso en que la ciudadanía recupere la CNDH

  • La crisis de la CNDH generó un gran desaliento en la sociedad civil, hay escasas candidaturas de figuras provenientes de organizaciones importantes.
  • El Senado debe elegir una terna apartidista, independiente, capacitada, experimentada y que cuente con legitimidad de la sociedad civil.

El proceso de selección del nuevo titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) revela que hay escasas candidaturas de figuras provenientes de organizaciones importantes, lo que sin duda se debe a que la crisis de la CNDH generó un gran desaliento en la sociedad civil.

No obstante, esperamos que el punto de vista de las organizaciones se tome en cuenta la próxima semana durante el proceso de consulta para definir los criterios de selección del perfil idóneo.

En cuanto a la posible reelección del actual titular de la CNDH, Raúl Plasencia Villanueva, ha quedado claro que ninguna organización de prestigio apoya su candidatura, y que tampoco cuenta con respaldo social, pues sus omisiones al frente de dicha Comisión han sido evidentes.

El Senado debe considerar las lecciones que nos deja la gestión de Plascencia: un ombudsman con simpatías partidistas, vinculado personalmente con altos círculos del poder y lejano a las organizaciones de la sociedad civil es capaz de degradar una institución de defensa de la ciudadanía al grado de que sus facultades se ejerzan de forma selectiva, dosificada, de acuerdo a prioridades políticas, para beneficiar a sus amigos y en perjuicio a sus opositores.

Por ello se requiere como mínimo evaluar los perfiles para contar con una terna final de personas apartidistas, independientes, capacitadas, experimentadas y que cuenten con legitimidad de la sociedad civil. De esa forma, la decisión del Senado podrá contar con el respaldo de la ciudadanía.

Y más allá de la persona seleccionada, se requiere también que se establezcan compromisos precisos para recuperar la CNDH, para establecer áreas prioritarias de acción, para permitir la vinculación con la sociedad y para desplegar los alcances de la reforma constitucional de 2011.

DIP. LORETTA ORTIZ AHLF, PARTIDO DEL TRABAJO

DIP. RICARDO MEJÍA BERDEJA, MOVIMIENTO CIUDADANO