DIPUTADAS SECRETARIAS
DE LA MESA DIRECTIVA DEL
CONGRESO DEL ESTADO
P R E S E N T E S.

 

El suscrito Diputado Ricardo Mejía Berdeja, Coordinador de la Fracción Parlamentaria de Movimiento Ciudadano de la Sexagésima Primera Legislatura al Honorable Congreso del Estado Libre y Soberano de Guerrero, en uso de las facultades que me confiere el artículo 127 párrafo cuarto, y demás aplicables de la Ley Orgánica del Poder Legislativo Número 286, someto a la consideración de esta Soberanía Popular, la presente propuesta de Acuerdo Parlamentario al tenor de la siguiente:

 

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

 

Dentro de la amplia gama de atracciones turísticas que ha ofrecido el Puerto de Acapulco de Juárez, a través de los años[1], se ha mantenido la práctica de paseos en carruajes adornados con diferentes colores que recorren la avenida Costera Miguel Alemán jalados por caballos.

 

Los tradicionales recorridos en calandria, con el paso del tiempo, se han convertido en un elemento de maltrato a los caballos que son utilizados, y que se ven forzados a tirar de la calandria sobre superficies que resultan peligrosas y, en muchos casos, dañinas para su bienestar físico.

 

Los equinos empleados para jalar las calandrias del Puerto de Acapulco, no se alejan de esta problemática, el diecinueve de enero de dos mil quince, el escrutinio público sancionó moralmente a través de las redes sociales el maltrato de que fue objeto un equino que quedó atrapado de una pata en una coladera ubicada frente a la puerta cuatro del Centro de Convenciones. La imagen dada a conocer por los usuarios de redes sociales, expone a la luz un hecho innegable; la tradición se ha convertido en tortura para los caballos.

 

Además del tortuoso recorrido, en que estos animales, tienen que sortear obstáculos de la avenida, como las alcantarillas, los baches, topes enormes, y esquivar el tránsito vehicular, junto con las complicaciones inherentes al mismo, como la contaminación auditiva que afecta en mayor grado a los caballos por su receptibilidad a ruidos fuertes.

 

Al respecto el médico veterinario zootecnista Eusebio Gómez Duque[2], ha sostenido que: “El 40 por ciento de esos caballos se encuentran en malas condiciones porque padecen generalmente estrés por el tipo de trabajo que realizan, además de laminitis, que es una afectación en los cascos por la dureza del pavimento y la fricción. A los caballos se les inflama el estómago por alimento afectado por hongos que provoca intoxicaciones”, aseguró Gómez Duque.

 

La organización de derechos de los animales más grande del mundo, People for the Ethical Treatment of Animals (PETA), también ha abordado el tema del maltrato animal de los caballos de calandrias[3], señalando que estos son obligados a realizar trabajos físicos pesados durante todo el día, los siete días de la semana, en muchos casos, bajo condiciones climáticas extremas, esquivando tráfico pesado y peligroso en calles muy transitadas y ruidosas. La organización antes mencionada, ha sostenido que la mayoría de las ciudades donde los paseos en carruaje son permitidos han ocurrido accidentes, en muchos de los casos, por la reacción de los equinos ante los ruidos fuertes o sonidos inesperados.

 

Estos actos de maltrato, no han escapado a la tutela del Estado, tal y como lo refleja la Ley Número 491 de Bienestar Animal del Estado de Guerrero, publicada en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado número 103 Alcance VI, el viernes veintiséis de diciembre de dos mil catorce.

 

En la Ley Número 491 de Bienestar Animal del Estado, en su artículo 44, fracción XIV, a la letra dice: “Artículo 44. Queda prohibido por cualquier motivo:… XIV. El uso de animales como medio de transporte y animales en vehículos de tracción animal en vialidades pavimentadas en zonas urbanas. Con excepción de aquellos utilizados para fines de seguridad”, por lo tanto la prohibición tajante del uso de caballos para jalar las calandrias en el Puerto de Acapulco, la cual entro en vigor trescientos sesenta y cinco días naturales después de la publicación de la citada ley o sea entro en vigor en el año pasado.

 

A más de un año de la publicación en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado de la Ley Número 491 de Bienestar Animal del Estado de Guerrero; y a casi cien días de la entrada en vigor de la prohibición del uso de calandrias jaladas por caballos, sigue siendo muy común ver sobre la avenida Costera Miguel Alemán del Puerto de Acapulco, carruajes adornados con diversos colores jalados por caballos ante la mirada complaciente y permisiva de quienes, en el ámbito de su competencia, deben prohibir y erradicar estas prácticas: la Procuraduría de Protección Ecológica del Estado de Guerrero y el Ayuntamiento del Municipio de Acapulco de Juárez.

 

La Red de Organizaciones Protectoras de Animales en Guerrero (Ropagro), ha denunciado ante estas instancias el incumplimiento de lo previsto por el artículo 44, fracción XIV, de la Ley Número 491 de Bienestar Animal del Estado de Guerrero[4]; sin que a la fecha exista una respuesta por parte del Ayuntamiento del Municipio de Acapulco de Juárez, de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales en el Estado y, la Procuraduría de Protección Ecológica en el Estado; con lo que se ha permitido continuar con tratos de crueldad sobre los equinos empleados para jalar de los carruajes.

 

Cabe señalar que la prohibición de emplear equinos en vehículos de tracción animal, no pretende afectar la fuente de empleo de los propietarios o concesionarios que brindan el servicio de calandrias, sino de frenar las prácticas de maltrato hacia los equinos que jalan de las calandrias.

 

Para arribar a esta conclusión, se debe tener presente el contenido del artículo séptimo transitorio de la Ley Número 491 de Bienestar Animal del Estado de Guerrero, del cual se puede advertir que a efecto de atender a los propietarios de los animales y los concesionarios de vehículos de tracción animal, el Gobierno del Estado deberá implementar opciones alternativas que permitan mantener la prestación de servicios y fuentes de empleo.

 

La práctica de recorridos en calandrias tiradas por equinos, ha demostrado que a los ojos de los turistas, dan la imagen de una ciudad, alejada de principios ecológicos y sustentables, por el maltrato a que son sometidos los caballos y que incluso les han llevado hasta su muerte, tal como lo ha documentado la asociación Patitas Felices[5].

 

No podemos permitirnos continuar con una tradición que pone en juego el bienestar de los equinos, a las autoridades, para que den cumplimiento a lo dispuesto por el artículo 44, fracción XIV, de la Ley Número 491 de Bienestar Animal del Estado de Guerrero, erradicando de tajantamente las prácticas de maltrato animal a que son expuestos los caballos empleados en las calandrias.

 

 

 

Por lo anteriormente expuesto y fundado en el artículo 127 párrafo cuarto, y demás aplicables de la Ley Orgánica del Poder Legislativo Número 286, me permito someter a la consideración del Pleno, el siguiente:

 

 

 

 

 

 

ACUERDO PARLAMENTARIO

 

 

ÚNICO.- La Sexagésima Primera Legislatura al Honorable congreso del Estado Libre y Soberano de Guerrero, exhorta con pleno respeto a la división de poderes al Licenciado Evodio Velázquez Aguirre, Presidente del Ayuntamiento de Acapulco de Juárez, al Licenciado José Pérez Victoriano, Titular de la Procuraduría de Protección Ecológica del Estado de Guerrero; a la Licenciada Karen Castrejón Trujillo, Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales en el Estado, para que garanticen y den pleno cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 44, fracción XIV de la Ley Número 491 de Bienestar Animal del Estado de Guerrero, haciendo efectiva la prohibición del uso de animales como medio de transporte y animales en vehículos de tracción animal en vialidades pavimentadas en zonas urbanas de Acapulco y de todos los municipios en el Estado.

 

 

T R A N S I T O R I O S

 

PRIMERO. El presente Acuerdo Parlamentario surtirá efectos a partir de la fecha de su aprobación.

 

SEGUNDO. Remítase el presente Acuerdo, al Licenciado Evodio Velázquez Aguirre, Presidente del Ayuntamiento de Acapulco de Juárez, al Licenciado José Pérez Victoriano, Titular de la Procuraduría de Protección Ecológica del Estado de Guerrero, a la Licenciada Karen Castrejón Trujillo, Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales en el Estado, para los efectos legales conducentes.

 

TERCERO. Publíquese el presente Acuerdo para el conocimiento general, en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado, en el Portal Web del Congreso del Estado y difúndase a través de los medios de comunicación.

 

 Chilpancingo, Guerrero, a 29 de marzo de 2016.

 

A T E N TA M E N T E

COORDINADOR DE LA FRACCIÓN PARLAMENTARIA DE MOVIMIENTO CIUDADANO

 

 

 

DIPUTADO RICARDO MEJÍA BERDEJA

[1] El Sur Periódico de Guerrero, Sección Economía, Se mantiene por 40 años la tradición del paseo en calandrias por la Costera del puerto, 14 de abril de 2014, [consulta 29/03/2016]. Disponible en: http://suracapulco.mx/archivoelsur/archivos/15014.

[2] Lex, Pasan las calandrias de tradición a riesgo, 30 de mayo de 2004, [consulta 29/03/2016]. Disponible en: http://reforma.vlex.com.mx/vid/pasan-calandrias-tradicion-riesgo-82054788

[3] Yennifer Martínez. PETA Latino. 10 RAZONES POR LAS QUE PASEAR EN UN CARRUAJE JALADO POR CABALLOS ES CRUEL, NO ROMÁNTICO. 2014.

[4] La Jornada Guerrero, Exige Ropagro aplicar la ley que prohíbe el uso de caballos en las calandrias del puerto, 22 de enero de 2016, [consulta 29/03/2016]. Disponible en: ttp://www.lajornadaguerrero.com.mx/2016/01/22/index.php?section=politica&article=007n1pol.

[5] Gretta Fuentes de María. Vicepresidenta de Patitas Felices. El Sur Periódico de Guerrero. Continúan las muertes de caballos de las calandrias por malos cuidados, acusa la ONG Patitas Felices. Julio 11 de 2015.