PUNTO DE ACUERDO PARA EXHORTAR A SALVADOR JARA GUERRERO, GOBERNADOR DE MICHOACÁN; ALFREDO CASTILLO CERVANTES, COMISIONADO PARA LA SEGURIDAD Y EL DESARROLLO INTEGRAL DE MICHOACÁN Y A JOSÉ MARTÍN GODOY; PROCURADOR GENERAL DE JUSTICIA DEL ESTADO DE MICHOACÁN, A INVESTIGAR Y PERSEGUIR EL ASESINATO DE ERIKA CASSANDRA BRAVO CARO, OCURRIDO EN EL MUNICIPIO DE URUAPAN, GARANTIZANDO LA PRONTA Y EXPEDITA IMPARTICIÓN DE JUSTICIA.

Ricardo Mejía Berdeja y Ricardo Monreal Ávila, diputados integrantes de la LXII Legislatura del Congreso de la Unión y del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 6, fracción I y 79, numeral 2, fracción II del Reglamento de la Cámara de Diputados, presentan ante la Cámara de Diputados, el presente Punto de Acuerdo conforme a la siguiente.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El pasado miércoles 3 de diciembre, Erika Cassandra Bravo Caro, enfermera de 19 años, fue reportada como desaparecida por sus familiares, quienes mencionaron que la joven vestía pantalón, filipina y zapatos blancos (como parte de su uniforme) cuando salió de su casa ubicada en Uruapan, Michoacán; sin embargo, los primeros reportes, indican que no llegó a su lugar de trabajo, razón por la que, a través de redes sociales y medios locales, se comenzó a solicitar ayuda a la ciudadanía para localizarla.[1]

De manera lamentable, tres días después, se dio a conocer la noticia que Erika Cassandra Bravo Caro “fue hallada muerta la mañana de este sábado con el rostro desollado y lesiones de arma blanca en el pecho, a una orilla de la carretera Uruapan-Los Reyes, Michoacán”[2], hecho que conmocionó a miles de personas, quienes han expresado su indignación y se han sumado al llamado de justicia que, desde las redes sociales y su congregación en las calles, se ha convertido en la exigencia de toda una nación que día con día presencia la forma en que y, bajo diferentes vías, se criminaliza, reprime, desaparece o asesina a las juventudes mexicanas; a quienes se les ha negado derechos y oportunidades de contar con un presente y un futuro promisorio.

En el mismo sentido, el Colegio de Enfermeras se ha expresado y, a través de un comunicado, indicaron:

Ante los hechos, las catorce Delegaciones del Colegio de Enfermeras Michoacano exige el esclarecimiento del asesinato de nuestra compañera Ericka Casandra Bravo Caro, demandamos a Salvador Jara Guerrero, Gobernador de Michoacán; Alfredo Castillo Cervantes, Comisionado para la Seguridad de Michoacán y a los responsables de la seguridad en el Estado se castigue enérgicamente a quien resulte responsable. La Comunidad de Enfermeras en Michoacán hacemos evidente nuestra preocupación por la integridad y seguridad del gremio, porque todo indica que es un riesgo portar el uniforme.[3]

También,  a través de redes sociales se convocó para el pasado domingo, a una primera marcha en Uruapan, con la finalidad de exigir justicia y castigo para los responsables del asesinato de la joven enfermera.

Como se puede apreciar, las personas jóvenes son las que, con mayor afectación, viven la grave situación del país y los agravios por parte del gobierno mexicano en contra de este sector de la población, estimado en casi 40 millones de mexicanas y mexicanos; ejemplo de ello son los casos como el de Tlatlaya, en el Estado de México; el de los normalistas de Iguala, Guerrero, que en fechas recientes ha consternado a millones de personas a nivel internacional o, incluso, las detenciones arbitrarias de decenas de jóvenes que, por participar en las diversas manifestaciones y actos de protesta en la Ciudad de México, se les ha querido imputar delitos graves con la finalidad de infundir el miedo y disminuir el número de voces que salen a las calles a manifestar su descontento por la lastimosa situación que se vive en el país.

Ser joven no debe, de ninguna manera, representar un riesgo; al contrario, ser joven conlleva derechos y obligaciones por las que el Estado mexicano debe velar para que, al brindar las oportunidades que permitan contar con una vida digna, se cumplan en sentido estricto.

El caso de Erika Cassandra Bravo Caro, joven asesinada y víctima de un Estado discrecional e instituciones fallidas, no puede quedar impune, se debe investigar y perseguir bajo lo dictado por la ley; por ello y, comprendiendo la magra situación del país y de un estado como Michoacán, presentamos a esta H. Asamblea el siguiente resolutivo con

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO.- La H. Cámara de Diputados exhorta a Salvador Jara Guerrero, Gobernador de Michoacán; Alfredo Castillo Cervantes, Comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán y a José Martín Godoy Castro, Procurador General de Justicia del Estado de Michoacán, a investigar y perseguir el asesinato de Erika Cassandra Bravo Caro, ocurrido en el municipio de Uruapan, garantizando la pronta y expedita impartición de justicia.

Dado en el Palacio Legislativo de San Lázaro a los 9  días del mes de diciembre de 2014.

[1] La Voz de Michoacán, “Solicitan ayuda para localizar a joven desaparecida en Uruapan”, [en línea], México, Dirección URL: http://www.lavozdemichoacan.com.mx/184368/solicitan-ayuda-para-localizar-a-joven-desaparecida-en-uruapan/

[2] Sin Embargo, “Erika, desaparecida desde el miércoles, es hallada con el rostro desollado en carretera de Uruapan”, [en línea], México, Dirección URL: http://www.sinembargo.mx/06-12-2014/1187133

[3] Quadratin, Agencia Mexicana de Información y Análisis, “Exige Colegio de Enfermeras el esclarecimiento de crimen de su compañera” [en línea], México, Dirección URL: http://www.quadratin.com.mx/principal/Exige-Colegio-de-Enfermeras-esclarecimiento-de-su-companera-asesinada/