PUNTO DE ACUERDO PARA EXHORTAR AL GENERAL SALVADOR CIENFUEGOS ZEPEDA, SECRETARIO DE LA DEFENSA NACIONAL A SOSTENER UNA REUNIÓN CON LA COMISIÓN ESPECIAL PARA SEGUIMIENTO A LAS INVESTIGACIONES RELACIONADAS CON LOS HECHOS OCURRIDOS EN IGUALA, GUERRERO, A ALUMNOS DE LA ESCUELA NORMAL RURAL DE AYOTZINAPA; CON LA FINALIDAD DE ESCLARECER LOS ACTOS U OMISIONES DE LOS ELEMENTOS DEL BATALLÓN 27 DE INFANTERÍA LOS PASADOS 26 Y 27 DE SEPTIEMBRE.

Ricardo Mejía Berdeja, diputado integrante de la LXII Legislatura del Congreso de la Unión y del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 6, fracción I y 79, numeral 2, fracción II del Reglamento de la Cámara de Diputados, presenta ante la Cámara de Diputados, el presente Punto de Acuerdo conforme a la siguiente.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Como es del conocimiento público, el pasado 26 de septiembre, en el municipio de Iguala, Guerrero comenzó uno de los episodios más lamentables para nuestro país, en el cual tres estudiantes y tres civiles fueron asesinados a manos de elementos de la policía municipal y 43 normalistas de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” fueron levantados sin que ahora esté determinado –con precisión- su paradero.

A la par, en entrevista con Carmen Aristegui, Omar García, estudiante de Ayotzinapa declaró que “el Ejército Mexicano llegó más de dos horas después del par de ataques […] cuando llegaron los militares, en lugar de atender a los heridos, los detuvieron y los golpearon”.[1]

Aunado a ello, el estudiante declaró que los soldados les dijeron “ustedes se los buscaron, eso les pasa por andar haciendo lo que hacen” y que les tomaron fotografías a todos.

A uno de los compañeros de Omar le quitaron los ojos. Esto porque “cuando lo sometieron, tuvo la valentía de escupirle a la cara del agresor“.[2]

Los testimonios que apuntan a una “acción omisa o cómplice” de los soldados del batallón 27 de infantería, al mando del coronel José Rodríguez Pérez, se han multiplicado en las últimas semanas. A los relatos de los alumnos se han sumado el de profesores y padres de familia quienes cuestionan: ¿Por qué el ejército no ayudó a los estudiantes?

Una de las últimas versiones que se conocieron fue la de los familiares de los jóvenes que se refugiaron en un hospital privado, donde se les negó atención médica, y al que arribó un pelotón de militares quienes los obligaron a salir por la fuerza. Tras amagos y amenazas, los reprendieron por “revoltosos” y andar “de delincuentes”, acusación que los soldados usan con regularidad cuando de estudiantes normalistas se trata.

De forma similar a lo ocurrido con el otro grupo de jóvenes que logró huir de la balacera de la noche del 26 de septiembre y llegó a las inmediaciones del zócalo de Iguala, éstos fueron fotografiados por los soldados, registraron sus nombres, y los engañaron al decir que les enviarían ayuda.[3]

Debe resaltarse que, a raíz de estos hechos ocurridos en Iguala, han sido detenidos 59 entre los que se encuentran policías municipales, funcionarios, colaboradores e integrantes del crimen organizado, a la par del ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca y de su esposa María de los Ángeles Pineda, señalados como presuntos autores intelectuales de la desaparición de los 43 normalistas.

Asimismo, como parte de las investigaciones que se han realizado, se han encontrado decenas de fosas con un número indescifrable de cuerpos, los cuales –de manera paulatina- se ha revelado que no pertenecen a los estudiantes desaparecidos.

Sin embargo, el pasado viernes 7, Jesús Murillo Karam, Procurador General de la República, dio en conferencia de prensa, los avances que hasta ahora se tienen de las investigaciones, a raíz de la detención y confesión de tres personas involucradas, quienes dan cuenta del presunto asesinato de los jóvenes y de la incineración de los cuerpos en el basurero de Cocula, en el estado de Guerrero; pero que, por el estado en que se encontraron los escasos restos humanos, se dijo que resulta sumamente difícil su identificación.

Hechos que, han despertado la suspicacia tanto de los familiares como de millones de mexicanos que se han sumado a la exigencia de presentación con vida de los 43 jóvenes normalistas y el castigo de todas aquellas personas que por actos u omisiones, hayan participado en este crimen que ha lastimado a toda una nación.

Es por ello que, en el entendido de dar cabal cumplimiento con los objetivos por los que fue creada la Comisión Especial para seguimiento a las investigaciones relacionadas con los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero, a alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, presento a esta H. Asamblea el siguiente resolutivo con

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO.- La H. Cámara de Diputados exhorta al General Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional a sostener una reunión con la Comisión Especial para seguimiento a las investigaciones relacionadas con los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero, a alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa; con la finalidad de esclarecer los actos u omisiones de los elementos del batallón 27 de infantería los pasados 26 y 27 de septiembre.

Dado en el Palacio Legislativo de San Lázaro a los 11  días del mes de noviembre de 2014.

[1]Aristegui Noticias, “El Ejército, involucrado en ataque a normalistas: Omar García”, [en línea], México, Dirección URL: http://aristeguinoticias.com/3010/mexico/el-ejercito-tambien-esta-involucrado-en-el-ataque-a-normalistas-revela-omar-garcia/

[2]Ídem.

[3] Estado Mayor, Blog de información militar y seguridad nacional, “El ‘sospechoso’ batallón 27 de infantería”, [en línea], México, Dirección URL: http://estadomayor.mx/48458