PUNTO DE ACUERDO PARA EXHORTAR A JESÚS MURILLO KARAM, PROCURADOR GENERAL DE LA REPÚBLICA A CONDUCIRSE EN ESTRICTO APEGO A LA LEY Y GARANTIZAR QUE QUIENES PARTICIPAN EN MANIFESTACIONES O ACTOS DE PROTESTA NO SEAN OBJETO DE PERSECUCIÓN O ARRESTOS ARBITRARIOS Y A LA COMISIÓN NACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS A ABRIR UN EXPEDIENTE DE TODOS LOS CASOS DE ABUSO POR PARTE DE LAS AUTORIDADES HACIA LAS PERSONAS QUE HACEN VALER SU DERECHO A LA MANIFESTACIÓN Y LIBRE EXPRESIÓN EN LAS RECIENTES MARCHAS.

Ricardo Mejía Berdeja y Ricardo Monreal Ávila, diputados integrantes de la LXII Legislatura del Congreso de la Unión y del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 6, fracción I y 79, numeral 2, fracción II del Reglamento de la Cámara de Diputados, presentan ante la Cámara de Diputados, el presente Punto de Acuerdo conforme a la siguiente.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El pasado viernes 28 de noviembre, alrededor de las 17:15 horas, en las inmediaciones del Metro Copilco, Sandio Bucio, estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) fue “detenido” a la fuerza y subido a un automóvil particular, por varios sujetos vestidos de civiles.

Dicho hecho fue grabado por una persona que se encontraba frente a lo sucedido, por lo que en el vídeo se alcanza a escuchar que el joven activista gritaba en repetidas ocasiones: “¡Auxilio, me están secuestrando!”, sin embargo y, ante la ausencia de ayuda, el coche modelo Chevy, con placas 324-WHD, avanzó varios metros con la puerta abierta y las piernas de Bucio fuera del automóvil para, posteriormente continuar su ruta.

Tras, nueve horas, Sandio Bucio salió de las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), tras ser liberado al terminar la diligencia.

Ya arriba del coche, recordó, los policías lo amenazaron con una pistola y le dijeron que lo iban a desaparecer como a los normalistas de Ayotzinapa, que lo iban a violar y le insistieron en que lo llevarían a un lugar en el que sufriría por lo que había hecho.

Contó que, luego de detenerlo en los alrededores del Metro Copilco, cerca del campus Ciudad Universitaria de la UNAM, los policías lo llevaron al Centro Histórico de la Ciudad de México y en el trayecto le pidieron las contraseñas de su correo electrónico y de su perfil de Facebook para indagar entre sus conocidos; además le dijeron que hoy 29 de noviembre harían más detenciones, esto antes de que lo cambiarán de automóvil a una camioneta de la Procuraduría General de la República (PGR).[1]

Asimismo, “los elementos de la Policía Federal que detuvieron con violencia el pasado viernes al estudiante de la UNAM, Sandino Bucio Dovalí, fueron suspendidos para que puedan enfrentar un proceso de investigación por su actuación, señaló la Comisión Nacional de Seguridad (CNS).”[2]

Cabe mencionar que se han presentado diversas fotografías en donde señalan la presunta participación del estudiante de la UNAM en actos violentos, toda vez que

La CNS informó que a Sandino Bucio Dovalí, quien denunció que fue golpeado, torturado y amenazado, se le imputa la probable participación en agresiones a elementos de corporaciones de seguridad, así como en posibles actividades de corte vandálico supuestamente realizadas el pasado 20 de noviembre en la jornada de movilizaciones por Ayotzinapa.[3]

Sin embargo, de ninguna manera esto puede ser motivo para realizar una detención irregular de la que Sandino Bucio fue objeto, al igual que las once personas detenidas tras la marcha del pasado 20 de noviembre o quienes han sido sujetas de abusos de poder por parte de los elementos de la Policía Federal y la del Distrito Federal desde el 1° de diciembre de 2012, fecha que será recordada por todos los mexicanos como el inicio del lastimoso sexenio de Enrique Peña Nieto, en donde existe una violación sistemática a los derechos humanos y, el uso de la maquinaria del Estado para reprimir e infundir miedo a quienes son partícipes de las manifestaciones y actos de protesta.

Si bien, una de las tareas del Estado es garantizar la seguridad y salvaguarda de quienes le han conferido ese poder, el gobierno mexicano no puede utilizar este argumento para cometer actos que atentan en contra de la dignidad y bienestar de quienes habitan el territorio nacional, por lo que es urgente que se haga un replanteamiento de la estrategia y los protocolos de seguridad que se implementan para las manifestaciones ciudadanas.

Es por lo anterior expuesto y, bajo el entendido de que una democracia sólo se construye escuchando y atendiendo las expresiones de la sociedad, a la par de garantizar la seguridad y bienestar por parte del gobierno; presentamos a esta H. Asamblea los siguientes resolutivos con

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO.- La H. Cámara de Diputados exhorta a Jesús Murillo Karam, Procurador General de la República a conducirse en estricto apego a la ley y garantizar que quienes participan en manifestaciones o actos de protesta no sean objeto de persecución o arrestos arbitrarios.

SEGUNDO.- La H. Cámara de Diputados exhorta a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos a abrir un expediente de todos los casos de abuso por parte de las autoridades hacia las personas que hacen valer su derecho a la manifestación y libre expresión en las recientes marchas.

Dado en el Palacio Legislativo de San Lázaro a los 2  días del mes de Diciembre  de 2014.

[1]Animal Político, “PGR libera a estudiante Sandino Bucio; acusa a golpes durante arresto”, [en línea], México, Dirección URL: http://www.animalpolitico.com/2014/11/sandino-bucio-dovali-sale-libre-acusa-que-lo-torturaron/

[2]CNN México, “Policía Federal suspende a agentes que detuvieron estudiante de la UNAM”, [en línea], México, Dirección URL: http://mexico.cnn.com/nacional/2014/11/30/policia-federal-suspende-a-agentes-que-detuvieron-estudiante-de-la-unam

[3]Sin embargo, “Sandino Bucio acepta que es el de las fotos donde se le ve lanzando molotovs, y encapuchado”, [en línea], México, Dirección URL: http://www.sinembargo.mx/01-12-2014/1181730