*Servicios públicos de calidad es obligación de alcaldes.

Chilpancingo, Guerrero a 5 de octubre de 2017.- “La impunidad es el alimento de la inseguridad y la violencia” lanzó en tribuna el diputado Ricardo Mejía Berdeja al referirse a los altos índices de impunidad que en Guerrero se reportan.

La impunidad ha hecho que el Estado de Guerrero encabece el primer lugar en homicidios dolosos con  mil 643 “eso con cifras que no contemplan los hallazgos en fosas clandestinas”; la Encuesta Nacional de Victimización arroja que estima que 39% de los hogares del Estado tuvo, al menos, una víctima del delito durante el año pasado.

La llamada cifra negra, es decir, los delitos no denunciados alcanzan porcentajes cercanos al 98 por ciento, es decir, que el gobierno, la policía, los ministerios públicos y los agentes de investigación sólo conocen el 2.5% de los delitos cometidos.

“La impunidad llama a más violencia y por eso en Movimiento Ciudadano solicitamos de manera inmediata se procese al actual Fiscal por acción y omisión en los hechos delictivos que van en aumento y se lo ha demostrado complicidad e impunidad” denunció Ricardo Mejía Berdeja, presidente de la Comisión de Seguridad Pública.

“Hoy vemos a una comunidad universitaria golpeada por el crimen y la impunidad” lamentó Mejía Berdeja y dijo que al día de hoy, son 25 lo universitarios víctimas del crimen y cuyos casos en su inmensa mayoría están en la impunidad que representa el actual Fiscal General del Estado.

En otro sentido, Ricardo Mejía se manifestó en el sentido de que es imperativo recordarle a los alcaldes sus obligaciones constitucionales consagradas en el artículo 115 que van en el sentido de brindar servicios municipales como la recolección de basura y seguridad pública.

Lo anterior al respecto de la situación de riesgo sanitario que priva en la capital del estado luego que el servicio de saneamiento básico y el manejo de residuos sólidos colapsó en la ciudad dejando los restos en la vía pública. “Hacemos un llamado a las instancias correspondientes como la COFEPRIS, la Procuraduría del Medio Ambiente, a que se le de la atención integral que el problema amerita”.

“Esta situación es una escándalo nacional la crisis sanitaria, este congreso no puede quedrse de brazos cruzados frente a un problema que se esta viviendo, una contingencia ambiental y un problema de salud pública”.