Proyecto de Ley de Ética en el ejercicio de la Función Publica para el Estado de Guerrero

  1. DIPUTADAS SECRETARIAS

DE LA MESA DIRECTIVA DEL

  1. CONGRESO DEL ESTADO

P R E S E N T E S.

 

Los suscritos Diputados Ricardo Mejía Berdeja, Silvano Blanco Deaquino  y Magdalena Camacho Díaz, Integrantes de la Fracción Parlamentaria de Movimiento Ciudadano de la Sexagésima Primera Legislatura al Honorable Congreso del Estado Libre y Soberano de Guerrero, en uso de las facultades que nos confieren los artículos 65 fracción I de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Guerrero, 126 fracción II, 127 párrafo tercero, y demás aplicables de la Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado de Guerrero Número 286, ponemos a la consideración de esta Soberanía Popular, la Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se expide la Ley número ___________ de Ética en el Ejercicio de la Función Pública para el Estado de Guerrero, al tenor de la siguiente

 

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

 

El sistema institucional en Guerrero atraviesa por una crisis de credibilidad crónica que se ha agudizado en los últimos años.

 

La falta de compromiso ético de quienes han desempeñado una función pública para el estado guerrerense ha socavado la confianza de los ciudadanos, despertando en ellos sentimientos de indignación.

Es lastimoso que en el Estado de Guerrero, el 90% de sus habitantes perciben una concurrencia de prácticas corruptas en la administración pública de nuestra entidad, apreciación superior al promedio nacional, que es de 88.3%[1].

 

Casi todas las críticas por la situación del Estado suelen enfocarse en la labor y el grado de liderazgo de la Administración Pública dependiente del Poder Ejecutivo. Esto resulta lógico si se considera cómo ha operado el sistema político mexicano por décadas, sin embargo, el deterioro de las Instituciones se debe a la corresponsabilidad del resto de los actores políticos.

 

Queda claro que el diseño actual de los mecanismos de ética adoptados por el Poder Ejecutivo está agotado, pues como se ha visto con la emisión de los Códigos de Ética para la Administración Pública del Estado de Guerrero publicados luego de cada renovación del Gobernador del Estado, se ha seguido una estrategia de colocarle parche sobre parche, dando los mismos resultados: paliativos de corto plazo que no acaban por extirpar los males de fondo, haciéndolos crónicos y proclives a exacerbarse más y más con cada nueva coyuntura.

 

 

Resulta entonces inminente fortalecer las Instituciones guerrerenses, incorporando a nuestro sistema jurídico normas y principios éticos en el

[1] De acuerdo con la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental de 2015

ejercicio de la función público, estableciendo responsabilidades para los servidores que quebranten o se alejen de las buenas prácticas de gobierno.

 

Por todos es bien sabido que desde el punto de vista jurídico-político la fragilidad de las Instituciones paraliza o hace imposible el Estado de Derecho, de ahí la urgencia de su fortalecimiento.

 

En el ámbito internacional, también se ha abordado históricamente la importancia de las Instituciones del Estado, a manera de ejemplo, podemos citar el informe de The Global Competitiveness Report 2008-2009. World Economic Forum, en el que se señala que las Instituciones son básicas y fundamentales para el desarrollo de una sociedad.

 

Los resultados contenidos este informe son por demás preocupantes, pues en el capítulo, fundamental para el ejercicio de la vida pública de los ciudadanos, es decir, en la Confianza Pública en los Políticos, nuestro país refleja el escaño 96 de 134 países evaluados, apenas por encima de la República de Kirguistán.

 

A los Diputados Ciudadanos nos preocupa la crisis de las Instituciones del Estado, pues estamos convencidos que una Institución refleja la madurez de una sociedad.

 

Por ello, ante la ausencia de Instituciones fiables, proponemos la expedición de la Ley de Ética en el Ejercicio de la Función Pública para el Estado de Guerrero, con la que se busca normar y promover el desempeño

ético en la función pública del Estado y de los municipios, además de prevenir y detectar las prácticas corruptas y sancionar los actos contrarios a los deberes y las prohibiciones éticas establecidas en la misma.

 

En la presente iniciativa, se pretende ampliar el abanico de los sujetos obligados por esta Ley, circunscribiendo dentro de los mismos a los servidores públicos del Estado por lo que quedan incluidos los representantes de elección popular, los funcionarios, empleados y, en general, toda persona que con independencia de su jerarquía o adscripción desempeñe un empleo, cargo o comisión dentro de los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, los Ayuntamientos, los Órganos Autónomos y los Órganos con Autonomía Técnica.

Asimismo, quedan sujetas a esta Ley las demás personas que, sin ser servidores públicos, administren,  manejen o ejecuten bienes o recursos públicos; así como los ex servidores públicos.

 

Por otra parte, con esta iniciativa se busca alcanzar una democracia más participativa, incluyendo a los ciudadanos de manera activa en el control de la ética pública, reconociendo su derecho, pero sobre todo el deber de denunciar los actos que conforme a esta Ley, constituyan una trasgresión ética.

 

Los Diputados Ciudadanos estamos convencidos que solo a través de la participación activa de los guerrerenses podremos dar marcha a tras al cáncer que ha erosionado la credibilidad de las Instituciones del Estado,

por ello, además de la investigación interna, los procedimientos administrativos sancionadores y las sanciones correspondientes, creemos firmemente que se deben establecer instrumentos jurídicos que abonen a fortalecer la cultura de la ética en el desempeño de la función pública, de ahí que se incluya en la presente iniciativa la obligación para la Secretaria de Educación Guerrero de prever en los contenidos curriculares de los diversos niveles académicos, la importancia de los valores éticos y la responsabilidad de los servidores públicos.

 

Por lo anteriormente expuesto y fundado en los artículos 65 fracción I de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Guerrero, 8 fracciones II y III, 126 fracción II, 127 párrafo tercero, y demás aplicables de la Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado de Guerrero Número 286, someto a la consideración del Pleno el siguiente:

 

DECRETO NÚMERO _____ POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY NÚMERO __________ DE ÉTICA EN EL EJERCICIO DE LA FUNCIÓN PÚBLICA PARA EL ESTADO DE GUERRERO

 

ARTÍCULO ÚNICO. Se expide la Ley Número _____ de Ética en el Ejercicio de la Función Pública para el Estado de Guerrero, para quedar como sigue:

 

LEY NÚMERO _________ DE ÉTICA EN EL EJERCICIO DE LA FUNCIÓN PÚBLICA PARA EL ESTADO DE GUERRERO

 

Capítulo I

Disposiciones Generales

 

Artículo 1. La presente Ley es de orden público y de observancia general en todo el territorio del Estado de Guerrero.

 

Tiene por objeto normar y promover el desempeño ético en la función pública del Estado y de los municipios, prevenir y detectar las prácticas corruptas y sancionar los actos contrarios a los deberes y las prohibiciones éticas establecidas en la misma.

 

Artículo 2. Para los efectos de esta Ley, son sujetos obligados los servidores públicos a que refiere el párrafo primero del artículo 191 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Guerrero.

 

Asimismo, quedan sujetos a esta Ley en lo que fuere aplicable, las demás personas que, sin ser servidores públicos, administren,  manejen o ejecuten bienes o recursos públicos.

 

También están sujetos los ex servidores públicos por las transgresiones a  esta Ley que hubieren cometido en el desempeño de su función pública; o por las violaciones a las prohibiciones éticas a que se refieren el artículo 7 de la presente Ley.

 

Artículo 3. Para los efectos de esta ley se entiende por:

  1. Función Pública. Se considera función pública toda actividad temporal o permanente, remunerada u honorifica, realizada por una persona física en nombre del Estado, al servicio de éste, o de sus entidades en cualquiera de sus niveles jerárquicos;

 

  1. Servidor Público. Son servidores públicos del Estado los representantes de elección popular, los funcionarios, empleados y, en general, toda persona que con independencia de su jerarquía o adscripción desempeñe un empleo, cargo o comisión dentro de los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, los Ayuntamientos, los Órganos Autónomos y los Órganos con Autonomía Técnica;

III. Fondos Públicos. Son los provenientes de la hacienda pública Estatal o municipal que se utilizan para el cumplimiento de funciones, finalidades, potestades o actividades de naturaleza pública;

 

  1. Corrupción. Es el abuso del cargo y de los bienes públicos, cometidos por servidor público, por acción u omisión, para la obtención de un beneficio económico o de otra índole, para sí o a favor de un tercero;

 

  1. Particular. Es toda persona física o jurídica que carece de vinculación laboral con la administración pública a quien ésta le presta servicios;

 

  1. Bienes. Se denomina bienes a aquellos activos de cualquier tipo, muebles o inmuebles, tangibles o intangibles que forman parte del patrimonio del Estado; y
    VII. Conflicto de intereses. Son aquellas situaciones en que el interés personal del servidor público o sus parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad, entran en pugna con el interés público. 

    Capítulo II

    Normas éticas

     

    Artículo 4. La actuación de los sujetos obligados por esta Ley deberá regirse por los siguientes principios de supremacía del interés público, probidad, igualdad, imparcialidad, transparencia, responsabilidad, legalidad, decoro, eficiencia, eficacia y rendición de cuentas.

     

    Artículo 5. Todo sujeto obligado por esta Ley, en el ejercicio de la función pública deberá cumplir con los siguientes compromisos éticos:

     

    1. Utilizar los bienes, fondos, recursos públicos o servicios contratados únicamente para el cumplimiento de los fines institucionales para los cuales están destinados;

     

    1. Denunciar ante la Comisión de Ética respectiva, las supuestas violaciones a los deberes o prohibiciones éticas contenidas en esta Ley, de las que tuviere conocimiento en el ejercicio de su función pública; y
      III. Excusarse de intervenir o participar en asuntos en los cuales él, su cónyuge, parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad o socio, tengan algún conflicto de interés. 

      Artículo 6. Son prohibiciones éticas para los servidores públicos:

       

      1. Solicitar o aceptar, directamente o por interpósita persona, cualquier bien o servicio de valor económico o beneficio adicional a los que percibe por el desempeño de sus labores, por hacer, apresurar, retardar o dejar de hacer tareas o trámites relativos a sus funciones;

       

      1. Solicitar o aceptar, directamente o por interpósita persona, cualquier bien o servicio de valor económico o beneficio adicional a los que percibe por el desempeño de sus labores, para hacer valer su influencia en razón del cargo que ocupa ante otra persona sujeta a la aplicación de esta Ley, con la finalidad de que éste haga, apresure, retarde o deje de hacer tareas o trámites relativos a sus funciones;

       

      III. Percibir más de una remuneración proveniente del presupuesto del Estado, cuando las labores deban ejercerse en el mismo horario, excepto las que expresamente permita el ordenamiento jurídico;

       

      1. Desempeñar simultáneamente dos o más cargos o empleos en el sector público que fueren incompatibles entre sí por prohibición expresa de la normativa aplicable, por coincidir en las horas de trabajo o porque vaya en contra de los intereses institucionales;
        1. Realizar actividades privadas durante la jornada ordinaria de trabajo, salvo las permitidas expresamente por la ley;

         

        1. Exigir o solicitar a los subordinados que empleen el tiempo ordinario de labores para que realicen actividades que no sean las que se les requiera para el cumplimiento de los fines institucionales.

         

        VII. Aceptar o mantener un empleo o relaciones contractuales en el sector privado, que menoscaben la imparcialidad o provoquen un conflicto de interés en el desempeño de su función pública;

         

        VIII. Nombrar, contratar, promover o ascender en la entidad pública en que ejerza autoridad, a su cónyuge, parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad o socio, excepto los casos permitidos por la ley;

         

        1. Solicitar o aceptar, directamente o por interpósita persona, bienes, remuneraciones económica o cualquier otro beneficio proveniente de actividades ilícitas; así como mantener relaciones de afinidad o contractuales con personas físicas o jurídicas cuyas actividades sean contrarías a derecho;

         

        1. Denegar a una persona la prestación de un servicio público a que tenga derecho, en razón de nacionalidad, raza, sexo, religión, opinión política, condición social o económica, discapacidad o cualquiera otra razón injustificada; y
          1. Retardar sin motivo legal la prestación de los servicios, trámites o procedimientos administrativos que le corresponden según sus funciones.

           

          Se entiende por retardo cuando un sujeto obligado por esta Ley difiriere, detiene, entorpece o dilata la prestación de los servicios, trámites y procedimientos administrativos no acatando lo regulado en la ley, en los parámetros ordinarios establecidos en la institución pública o, en su defecto, no lo haga en un plazo razonable.

           

          Artículo 7. Son prohibiciones éticas para los ex servidores públicos, durante el año siguiente a la separación de su encargo:

           

          1. Brindar, en forma personal o a través de interpósita persona, información, asesoramiento o representar a personas físicas o jurídicas en trámites, procedimientos, procesos o reclamaciones que estuvieron sometidos a su conocimiento o en los cuales intervino directa o indirectamente durante el ejercicio de su función pública; y

           

          1. Laborar para una persona física o jurídica con la cual la institución en la que se desempeñaba haya efectuado contratos de obras, bienes o servicios, cuando la persona sujeta a la aplicación de esta Ley haya participado directamente en el procedimiento de adquisición, adjudicación de dichos contratos, durante el año previo a la separación de su encargo.

           

          Capítulo III

          Beneficios indebidos

           

          Artículo 8. Se presume la existencia de beneficios indebidos en los casos de aceptación o solicitud de cualquier bien o servicio de valor económico, u otras ventajas adicionales por parte de los sujetos obligados por esta Ley en el desempeño de sus funciones, si provienen de una persona o entidad que:

           

          1. Desarrolle actividades reguladas o fiscalizadas por la institución;

           

          1. Gestione o explote concesiones, autorizaciones, privilegios o franquicias otorgadas por la institución; o

           

          III. Tenga intereses que puedan verse significativamente afectados por la decisión, acción, retardo u omisión de la institución.

           

          Artículo 9. Quedan exceptuados de las prohibiciones establecidas en el artículo anterior:

           

          1. Los reconocimientos, premios o distinciones en razón de trabajos culturales, académicos, científicos o actos de heroísmo, eficiencia o solidaridad humana otorgados por entidades gubernamentales y no gubernamentales;

           

           

          II. Los gastos de viajes y estadías por parte de otras instituciones públicas, académicas o entidades sin fines de lucro, para dictar o asistir a

          conferencias, cursos o eventos de naturaleza académico-cultural, así como para participar en giras de observación; y

           

          III. Los obsequios promocionales, y descuentos comerciales de carácter general recibidos por cualquier persona sujeta a esta Ley a título personal o a nivel institucional, siempre que los mismos no estén condicionados o tiendan a influir en las tareas propias del cargo o empleo.

           

          Capítulo IV

          Comisión de Ética

           

          Artículo 10. Los sujetos obligados por esta Ley, contarán con una Comisión de Ética que estará integrada por tres miembros propietarios que durarán en sus funciones tres años, pudiendo ser reelectos, y habrán tres suplentes que sustituirán a aquéllos en los casos de ausencia temporal, excusa o recusación.

           

          Los miembros de la Comisión de Ética deberán pertenecer al personal de la institución en que funcione; el Reglamento de esta Ley determinará la forma de hacer el nombramiento, los casos de impedimento y cómo resolverlos.

           

          Las funciones de los miembros de las comisiones se considerarán inherentes al cargo que desempeñen y no devengarán por ello ninguna remuneración especial; no obstante, cuando para el cumplimiento de estas funciones debieren trabajar en horas extraordinarias, tendrán derecho al

          pago de la remuneración respectiva de acuerdo al régimen presupuestario de cada Institución.

           

          Los sujetos obligados deberán proporcionar espacio, mobiliario, equipo y concederles el tiempo necesario a los miembros de la Comisión de Ética para atender las responsabilidades que esta Ley establece.

           

          Artículo 11. La Comisión de Ética tendrá las siguientes facultades:

           

          1. Recibir denuncias cuando un servidor público de su institución haya infringido la presente Ley, debiendo iniciar una investigación interna;

           

          1. Cuando derivada de la investigación interna identifique una posible violación a los deberes o prohibiciones éticas previstas por esta Ley, deberá iniciar el procedimiento de responsabilidades administrativas previsto por la Ley número 695 de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado y de los Municipios de Guerrero;

           

          III. Dar seguimiento a las resoluciones finales emitidas por el Tribunal en los procedimientos administrativos sancionadores en contra de servidores públicos de su institución;

           

          1. Difundir y capacitar a los servidores públicos de su institución sobre la ética en la función pública, la presente Ley y cualquier otra normativa relacionada con la finalidad de prevenir los actos de corrupción; y
          1. Las demás que le señale esta Ley.

           

          Capítulo V

          Procedimiento para la investigación

           

          Artículo 12. Toda persona puede, por sí o por medio de representante, interponer una denuncia ante la Comisión de Ética respectiva, en contra de cualquier sujeto obligado por esta Ley, sobre hechos que pudieren constituir infracciones a los deberes o prohibiciones éticas.

           

          Recibida la denuncia por la Comisión de Ética, esta deberá notificar al denunciante dentro del tercer día el inicio de la investigación interna para identificar una posible violación a los deberes o prohibiciones éticas.

           

          La Comisión de Ética también podrá iniciar de oficio la investigación cuando estime que existen suficientes indicios de la posible violación a la presente Ley por información divulgada públicamente u obtenida mediante aviso o en la tramitación de un procedimiento.

           

          Artículo 13. En los procedimientos no serán exigidas formalidades para su tramitación, salvo las necesarias para la validez de ciertos actos y el derecho al debido proceso.

           

          Artículo 14. La denuncia podrá ser presentada de forma oral o escrita y contendrá los siguientes requisitos:

          1. Nombre y firma autógrafa del denunciante;

           

          1. Identificación de la persona denunciada sujeta a la aplicación de esta Ley o datos que permitan individualizar al presunto infractor;

           

          III. Descripción clara del hecho denunciado, lugar, fecha o época de su comisión u otra circunstancia que pueda servir para el esclarecimiento de los hechos;

           

          1. Lugar para oír notificaciones.

           

          Cuando el denunciante no se identifique la información proporcionada se estimará como indicio. También se considerará indicio aquella información divulgada públicamente.

           

          Cuando la denuncia sea presentada en forma oral, deberá levantarse un acta donde conste la misma

           

          Artículo 15. Una vez recibida la denuncia, o iniciado el procedimiento de oficio, si existieren indicios suficientes que permitan determinar la posible violación de un deber o prohibición ética, la Comisión de Ética respectiva procederá a iniciar la investigación interna.

           

          En la resolución donde se ordena el inicio de la investigación, la Comisión de Ética podrá requerir al titular de la institución en la cual trabaja el

          denunciado que rinda un informe sobre los hechos sujeto de la investigación, dentro de un plazo máximo de diez días.

           

          Si el supuesto infractor es un funcionario de elección popular, el informe deberá ser rendido directamente por éste.

           

          Recibido o no dicho informe, la Comisión de Ética resolverá si continúa con el procedimiento administrativo sancionador o si archiva las diligencias.

           

          La Comisión de Ética notificará oportunamente al denunciante y al denunciado, cuando proceda, la decisión adoptada.

           

          El denunciante podrá impugnar la determinación de la Comisión de Ética mediante los mecanismos de defensa previstos por el sistema jurídico mexicano para los gobernados contra actos de autoridad.

           

          Artículo 16. Una vez se ordene la apertura de la investigación interna, la Comisión de Ética dispondrá de veinte días para recoger las pruebas pertinentes. Este plazo podrá ampliarse hasta por un máximo de quince días, si la complejidad de la investigación lo requiere y mediando resolución debidamente motivada.

           

          La Comisión de Ética podrá recabar todo tipo de prueba necesaria para esclarecer, determinar y comprobar los hechos objeto de investigación. En ejercicio de estas atribuciones podrá requerir los informes o documentación

          relevante para realizar sus investigaciones, así como citar a declarar a quienes tengan relación con los casos de que se trata.

           

          Las pruebas vertidas se valorarán según el sistema de la sana crítica. En ningún caso procederá la absolución de posiciones. Cuando sea necesario requerir los servicios de peritos, se dará preferencia a profesionales de la administración pública que no laboren en la misma institución del denunciado.

           

          Artículo 17. La Comisión de Ética podrá acumular las investigaciones internas, si en ellas el mismo hecho es atribuido a varios infractores, o que varias violaciones a los deberes o prohibiciones éticas estén atribuidas a un solo infractor, siempre que no se ocasione retardo de la investigación y antes de la determinación de iniciar o no el procedimiento administrativo sancionador; caso contrario, se continuarán los procedimientos en expedientes separados.

           

          Artículo 18. Cuando derivado de la investigación interna, la Comisión de Ética considere que existen indicios sobre la aparente comisión de un delito, ésta dará vista al Ministerio Público para los efectos legales correspondientes.

           

          Capítulo VI

          Participación ciudadana en el control de ética pública

           

          Artículo 19. Cualquier persona, sea o no servidor público, por sí o a través de representante, tiene el derecho y el deber de denunciar los actos que conforme a esta Ley, constituyan una trasgresión ética.

           

          Artículo 20. Las instituciones públicas a través de su comisión de ética, están obligadas a facilitar la recepción y canalización de denuncias de los ciudadanos y a comunicarles la resolución final.

           

          Artículo 21. Las Comisiones de Ética tendrán la obligación de promover ampliamente entre la ciudadanía el conocimiento de la presente Ley.

           

          Artículo 22. La Secretaria de Educación Guerrero incluirá en los contenidos curriculares de los diversos niveles académicos, la importancia de los valores éticos y la responsabilidad de los servidores públicos.

           

          TRANSITORIOS

           

          Primero. La presente Ley entrará en vigor el día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado.

           

          Segundo. Queda derogada cualquier disposición que contravenga los principios, bases, procedimientos y derechos reconocidos en la presente Ley.

          Tercero. El Titular del Poder Ejecutivo del Estado Libre y Soberano de Guerrero expedirá el Reglamento de la presente Ley, dentro de los noventa días siguiente a la entrada en vigor del presente Decreto.

           

          Cuarto. Publíquese el presente Decreto para el conocimiento general, en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado, en el Portal Web del Congreso del Estado, en las redes sociales de internet y difúndase a través de los medios de comunicación.

           

           

          Dado en el Salón de Sesiones del Honorable Poder Legislativo, a los _______ días del mes de mayo del año dos mil dieciséis.

          A T E N T A M E N T E

          LOS INTEGRANTES DE LA FRACCIÓN PARLAMENTARIA DE MOVIMIENTO CIUDADANO

           

           

          DIPUTADO RICARDO MEJÍA BERDEJA

           

           

          DIPUTADO SILVANO BLANCO DEAQUINO DIPUTADA MAGDALENA CAMACHO DÍAZ

           

           

          [Hoja de firmas correspondiente a la Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se expide la Ley número ___________ de Ética en el Ejercicio de la Función Pública para el Estado de Guerrero]