INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE ADICIONA LA FRACCIÓN V AL ARTÍCULO 20 DE LA LEY GENERAL DE EDUCACIÓN.

 

 

El proponente RICARDO MEJÍA BERDEJA y el suscrito RICARDO MONREAL ÁVILA, diputados integrantes del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 71, fracción II; y 55 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, someten a consideración del pleno, la siguiente INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE ADICIONA LA FRACCIÓN V AL ARTÍCULO 20 DE LA LEY GENERAL DE EDUCACIÓN, al tenor del siguiente:

 

 

Planteamiento del problema

México ocupa el primer lugar internacional de casos de bullying en educación básica ya que afecta a 18 millones 781 875 alumnos de primaria y secundaria tanto públicas como privadas, de acuerdo con un estudio de la Organización  para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Entre los países miembros el 40.24 por ciento de los estudiantes declara haber sido víctima de acoso; 25.35 por ciento haber recibido insultos y amenazas; 17 por ciento ha sido golpeado y 44.47 por ciento ha sido blanco de violencia verbal, psicológica, física y ahora a través de las redes sociales.

El bullying se ha convertido en un severo problema ya que, conforme a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el número de afectados aumentó 10 por ciento en los últimos dos años, al grado de que siete de cada diez han sido víctimas de violencia.

De los 26 millones 12 mil 816 estudiantes de los niveles preescolar, primaria y secundaria, alrededor de 60 y 70 por ciento ha sufrido bullying, y aun cuando se carece de registros certeros, la ausencia de políticas para prevenir la violencia y el acoso escolar han derivado en bajo rendimiento, deserción, así como un incremento de suicidio.

De igual manera establece que 59 por ciento de los suicidios por razones diversas, incluidas el acoso físico psicológico y ahora cibernético entre estudiantes se concentra en nueve entidades: Estado de México, Jalisco, Distrito Federal, Veracruz, Guanajuato, Chihuahua, Nuevo León, Puebla, Tabasco.

Lo realmente alarmante es que el suicidio entre menores de edad, de 5 a 13 años, principalmente ha incrementado ya que además del ámbito escolar los menores  son humillados y maltratados en las redes sociales.

Los jóvenes afectados por bullying, como se denomina a la persecución y hostigamiento deliberado de un grupo de poder hacia personas de su mismo plantel, aula de estudio, sufren de reiteradas humillaciones y actos de violencia causándoles bajo autoestima y rendimiento escolar, deserción, así como problema de sueños y terrores nocturnos, muchos dejan de comer, bajan de peso, están ansiosos todo el tiempo e irritables, padecen lesiones que llegan, en ciertos casos, a ser mortales, presentan severos conflictos emocionales y depresión que los lleva al suicidio.

Cabe recalcar que los niños son más afectados que las niñas, asimismo aquellos que tienen algún tipo de discapacidad, aquellos que tienen algún tipo de enfermedad como diabetes, obesidad, o que simplemente su tono de piel es más obscuro o demasiado blanco que el resto.

México necesita contar con un diagnostico sobre los niveles de violencia existentes en los centros escolares para saber cómo enfrentar el problema del bullying.

El fenómeno del acoso  escolar, el cual según cifras de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) creció un 10% entre 2011 y 2013.

Un programa para tratar el acoso escolar en México tiene que ir mucho más allá de solo buscar controlar el comportamiento de los menores en los planteles educativos, es el capacitar a los profesores.

Explicar a los profesores qué es el acoso y mostrarles que no deben subestimar acciones de agresión u hostilidad, es fundamental para erradicar la práctica de este tipo de violencia, en las escuelas del país.

Debe capacitarse con mucha claridad a los docentes, darles formación ética y formación humanística que los preparen para detectar y resolver este tipo de problemas.

Dotar a los docentes de herramientas para a cercar a los alumnos y para detectar los casos de acoso, así como generar un modelo escolar que propicie la convivencia libre de violencia entre los educandos.

El papel fundamental que podrían desempeñan los docentes en evitar y erradicar conductas violentas a través de una adecuada intervención con herramientas pedagógicas para el manejo y resolución pacífica de conflicto entre el alumnado, pone en un lugar privilegiado, al contemplar al docente como un agente social de cambio al interior de los centros escolares, espacio primordial de interacción social, formación y adquisición de conocimientos.

Por ellos es importante que desde un inicio no se tome como algo pequeño cualquier símbolo de agresión u hostilidad por parte de ninguno de los actores que se encuentran inmersos en los centros educativos.

Cabe recalcar que los padres y maestros deben saber detectar cuando un niño sufre violencia y es víctima de bullying algunos aspectos pueden ser los siguientes:

  • Los niños o adolescentes acosados tienden a encorvarse.
  • No tienen mucho contacto visual con sus compañeros
  • Tienen poca energía y dirigen la mirada hacia el suelo.
  • Empiezan a aislarse.
  • Tienden a decir que no quieren ir a la escuela porque se sienten mal, inventan excusas y enfermedades.
  • En casa pueden encerrarse en sus cuartos.
  • En el salón casi no hablan y se sientes inseguros.

Los maestros deben de contar con las capacidades que les permitan percatarse del tipo de situaciones que predominan en las aulas o en cualquier espacio al interior y como consecuencia alrededor o exterior de los centros educativos, y en caso de acoso o violencia escolar actuar antes de que existan situaciones mayores y lamentables; inspirar confianza a los alumnos para que sean capaces de expresar su sentir, y sientan apoyo a fin de solucionar la problemática; por otra parte contemplar al docente como vínculo entre los padres de familia tanto del menor agredido como del menor agresor. No criminalizamos conductas infantiles, al contrario el objetivo es abordar todas las aristas de la problemática al fin de darle solución y con ello atender,  prevenir y erradicar el bullying.

FUNDAMENTO LEGAL

La presente Iniciativa se presenta con fundamento en lo dispuesto en los artículos 71, fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y 77 y 78 del Reglamento de la Cámara de Diputados.

Por lo anteriormente fundado y expuesto, sometemos a la consideración de esta H. Cámara de diputados el siguiente proyectoDE DECRETO POR EL QUE SE ADICIONA LA FRACCIÓN V AL ARTÍCULO 20 DE LA LEY GENERAL DE EDUCACIÓN.

Artículo Primero. Se reforma el artículo 20 de la Ley General de Educación, adicionando la fracción V.

Artículo 20.- Las autoridades…….:

I – IV..

V.- Fortalecer la función del personal docente a través de herramientas pedagógicas para el manejo y resolución pacífica de conflictos, que propicien una convivencia libre de violencia al interior de los centros educativos y en el entorno escolar.

 

 

TRANSITORIO

 

ÚNICO. El presente decreto entrará en vigor  al día siguiente al de su publicación.

 

Dado en el Palacio Legislativo de San Lázaro, a los 25 días del mes de Junio de 2014.

 

 

DIPUTADO RICARDO MEJÍA BERDEJA