La Reforma Educativa se lanzó al cuello de los maestros, pero IGNORÓ las condiciones en las que estudian los niños. Esto es tener un gobierno hipócrita y torpe.
Desde esta trinchera vamos a hacer lo necesario para dignificar el estudio de los niños de México.