Ley de Fomento a la Producción Agroecológica para el Estado de Guerrero

DIPUTADAS SECRETARIAS

DE LA MESA DIRECTIVA DEL

CONGRESO DEL ESTADO

P R E S E N T E S.

Los suscritos Diputados Ricardo Mejía Berdeja, Silvano Blanco Deaquino  y Magdalena Camacho Díaz, Integrantes de la Fracción Parlamentaria de Movimiento Ciudadano de la Sexagésima Primera Legislatura al Honorable Congreso del Estado Libre y Soberano de Guerrero, en uso de las facultades que nos confieren los artículos 65 fracción I de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Guerrero, 126 fracción II, 127 párrafo tercero, y demás aplicables de la Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado de Guerrero Número 286, ponemos a la consideración de esta Soberanía Popular, la Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se expide la Ley número ___ de Fomento a la Producción Agroecológica para el Estado de Guerrero, al tenor de la siguiente

 

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

 

El mundo moderno es un invento creado mediante una combinación de conocimientos científicos y sus expresiones tecnológicas, esta mezcolanza ha detonado un crecimiento del poder de la especie humana, tanto para construir como para destruir.

 

Hoy en día, la civilización industrial está en crisis, porque sus principios, métodos y prácticas no garantizan el bienestar de la especie humana y atentan, casi siempre, contra el equilibrio y la salud de los ecosistemas del planeta. Como nunca antes los grandes mitos de la modernidad, incluyendo a la ciencia su principal bastión, han sido cuestionados o puestos en duda.

 

La búsqueda de nuevas alternativas ecológicas, sociales y humanas se ha vuelto una tarea urgente e incluso obligatoria, dentro de los sectores más lúcidos y avanzados de la ciencia.

 

Esto ha sido especialmente notable en los campos donde es urgente y necesario modificar las modalidades de producción sin afectar o poner en peligro la salud de los ecosistemas y la salud de los seres humanos.

 

En este contexto la agroecología ha pasado de ser una disciplina científica de carácter alternativo para convertirse, además, en una práctica emergente y tecnológicamente innovadora y, finalmente, en una práctica productiva en franca oposición al quehacer de la agronomía convencional, generalmente al servicio de los grandes propietarios y las corporaciones. La agroecología ha reivindicado a los pequeños productores, campesinos, pueblos indígenas, pecadores artesanales, entre otros.

 

El primer proceso de innovación tecnológica en agroecología en Centroamérica tuvo lugar hacia finales de los ochenta (1987), llevando como actores a familias campesinas de Guatemala, México y Nicaragua.

 

La historia comienza en el altiplano de Guatemala, donde varios extensionistas mayas del grupo Kaqchikel logran visitar a campesinos mexicanos de Tlaxcala (Vicente Guerrero, A.C.) creadores de una escuela de conservación de suelos y agua. A esa escuela llegan un poco después campesinos de Nicaragua, quienes llevan lo aprendido, en realidad lo conjugado por los productores de tres regiones diferentes, a su país.

 

La eficacia de las tecnologías aprendidas en México, ha quedado corroborada por una investigación rigurosa de carácter colectivo y participativo realizado en 1999-2000 con la participación de unas 40 organizaciones campesinas y ONGs de Guatemala, Honduras y Nicaragua, que levantaron datos en 1,000 sitios con impactos bajos, medios y altos del huracán Mitch, comparando terrenos bajo manejo agroecológico y terrenos contiguos bajo manejo convencional.

 

Los resultados mostraron la mayor resistencia, entendida como la capacidad para amortiguar eventos catastróficos, de las parcelas agroecológicas, confirmando de paso su carácter sustentable.

 

Dentro del contexto Latinoamericano México es, en términos agrarios, un país especial. La revolución de principios del siglo XX (1910-1917) generó la primera reforma agraria de Latinoamérica, dejando en manos de las comunidades campesinas e indígenas la mitad del territorio, así como buena parte de los recursos naturales (agua, bosques, selvas, biodiversidad, germoplasma).

 

Hacia 1910, la situación era de una profunda injusticia agraria. No obstante que las dos terceras partes de la población eran rurales, el 2% de los propietarios poseían el 60% de la tierra, mientras que el 95% de las familias rurales carecían de ella. La revolución agraria cuyos principales figuras fueron Emiliano Zapata en el sur, y Francisco Villa en el centro y norte, lograron en 1915 el decreto por el cual se llevaba a cabo la reforma agraria, el cual quedó plasmado en la nueva Constitución Mexicana de 1917 (Artículo 27). El desmantelamiento de los grandes latifundios y haciendas llevó casi seis décadas.

 

Hoy, la propiedad social, posee más de 100 millones de hectáreas y está representada por los ejidos y las comunidades. Los primeros son núcleos de familias campesinas surgidos de la repartición de la tierra y sus recursos, los segundos son mayoritariamente antiguas comunidades indígenas cuyos derechos se restablecen y reconocen. En ambos casos, la propiedad es social, y se encuentra regida por las reglas de acceso, posesión y transmisión basadas en el uso equitativo y comunitario.

 

Otro factor fundamental es el cultural, México fue el escenario donde se gestó y desarrolló una de las más vigorosas civilizaciones antiguas: Mesoamérica.

 

En esa región florecieron numerosas sociedades a partir de la domesticación del maíz y de otras cien especies de plantas -la mayoría alimenticias–, un proceso que llevó unos 7,000 años.

 

La población indígena mesoamericana actual, posee las áreas biológicamente más ricas del país, las porciones de selva y bosque mejor conservadas, numerosas regiones productoras de agua, y la mayoría de los sistemas de agricultura tradicional, la cual mantiene una notable riqueza genética (germoplasma).

 

La agroecología en México, ha dado un especial énfasis a los saberes campesinos, enfocados a un manejo ecológicamente adecuado de los recursos naturales locales, incluyendo las áreas forestales y la conservación de la agrobiodiversidad.

 

Pese a ello, los bosques y selvas de las comunidades y ejidos de propiedad comunal, fueron largamente explotados durante décadas por compañías privadas y empresas estatales, que destruyen la biodiversidad, despilfarran bienes tan escasos como el agua o el suelo para producir alimentos y materias primas con un balance energético en muchos casos negativo y rentabilidades económicas muy bajas.

 

Es por esto, que hoy propongo a esta Soberanía la creación de la Ley de Fomento a la Producción Agroecológica para el Estado de Guerrero, en razón de que el modelo agroecológico se ha convertido en una alternativa real al modelo de producción convencional, además de ser un mecanismo rentable para los agricultores que tienen dificultades para competir con la producción intensiva, con la producción bajo plástico o la ganadería, también intensiva.

 

Un estudio en 2010 elaborado por el Observatorio de la Sustenibilidad en España y la Fundación Biodiversidad, sostiene que la agroecología está permitiendo la generación de impactos socioeconómicos positivos en el marco del desarrollo rural europeo, añadiendo a la generación de renta y empleos adicionales respecto a la agricultura convencional. Este es un dato crucial en la actual situación de crisis económica y altos niveles de desempleo que existen en México.

 

Finalmente, el estudio determina que la producción ecológica es el centro de algunas estrategias que se articulan en torno a circuitos o canales cortos de comercialización, que ofrecen variedades tradicionales más adaptadas a los gustos locales y están significando una recuperación del consumo de temporada.

 

En definitiva, la agroecológica proporciona hoy la base para una alimentación sana y nutritiva y para la configuración de un sistema sostenible, lo que obliga al estado a fomentar el desarrollo de los Sistemas de Producción Agroecológica, mediante la regulación, promoción e impulso de actividades, prácticas y procesos de producción con sostenibilidad ambiental, económica, social y cultural que contribuyan a la restauración y conservación de los ecosistemas, así como al manejo sostenible de la tierra.

 

Algunas de las experiencias documentadas por el Relator Especial de la Organización de las Naciones Unidas, Olivier De Schutter indican que al aplicar los principios y prácticas agroecológicas en 57 países en vías de desarrollo se pudo incrementar hasta en un 80% la productividad de ciertos cultivos. De hecho, algunos proyectos recientes en 20 países africanos mostraron que la productividad se duplicó luego de un período de entre 3 y 10 años de usar estrategias de manejo agroecológicas.

 

Los resultados de los estudios realizados por las Organismos no Gubernamentales, han demostrado además que con la implementación de sistemas de producción agroecológicos se favorece a la biodiversidad, esto debido a la reducción en el uso de plaguicidas y herbicidas.

 

Ivette Perfecto y John Vandermeer en su obra Nature’s matrix: Linking agriculture, conservation and food sovereignty señalan que los agroecosistemas que contienen una amplia diversidad de  plantas y animales pueden actuar como una matriz en la que las especies de ecosistemas vecinos se establecen temporal o permanentemente, lo que permite que las poblaciones globales se mantengan en la estructura de parches y persistan en la escala del paisaje.

 

Como se ha venido diciendo, los sistemas de producción agroecológicos resultan en una oportunidad para los agricultores de Guerrero, quienes mejor que nadie, conocen el principio de la agroecología: entender al ecosistema para producir de manera sostenible.

 

Los sistemas de agroecología son ya una realidad en Guerrero, la organización de la sociedad civil Grupos de Estudios Ambientales A.C., se ha encargado de promover estos sistemas de producción aprovechando los conocimientos agrícolas de los Náhuatl, desarrollando programas agroecológicos en los municipios de Ahuacuotzingo, Chilapa de Álvarez, Mártir de Cuilapan y Zitlala, alcanzando 170,462 habitantes en 194 comunidades de la montaña de Guerrero.

 

Como puede verse, nuestro Estado cuenta con la riqueza natural y los conocimientos ancestrales de producción agroecológica sin embargo, la falta de fomento los productos emanados de estos sistemas de producción son carentes de difusión, por ello, para que Guerrero pueda convertirse en un competidor importante a nivel nacional e internacional, es menester implementar los instrumentos jurídicos que fomenten los procesos de producción agroecológicos, además de incentivar a la agricultores a emplear este tipo de sistemas y promover una cultura de consumo de productos amigables con el medio ambiente.

 

De conformidad con lo antes expuesto, se propone para su discusión y, en su caso aprobación, la siguiente iniciativa con Proyecto de:

 

DECRETO NÚMERO _____ POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY NÚMERO ____ DE FOMENTO A LA PRODUCCIÓN AGROECOLÓGICA PARA EL ESTADO DE GUERRERO.

 

ARTÍCULO ÚNICO. Se expide la Ley número ___ de Fomento a la Producción Agroecológica para el Estado de Guerrero, para quedar como sigue:

 

LEY NÚMERO ___ DE FOMENTO A LA PRODUCCIÓN AGROECOLÓGICA PARA EL ESTADO DE GUERRERO

 

Capítulo I

Disposiciones generales

 

Artículo 1. Esta Ley tiene por objeto fomentar el desarrollo de los Sistemas de Producción Agroecológica, mediante la regulación, promoción e impulso de actividades, prácticas y procesos de producción con sostenibilidad ambiental, económica, social y cultural que contribuyan a la restauración y conservación de los ecosistemas, así como al manejo sostenible de la tierra.

 

Artículo 2. Las disposiciones de esta Ley son de orden público e interés social y rigen.

 

Artículo 3. Para los efectos de esta Ley, se entiende por:

 

  1. Secretaría: La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural;

 

  1. Agroecosistemas: El sistema ecológico que cuenta con una o más poblaciones de utilidad agrícola y el ambiente con el cual interactúa, cuyos componentes principales son los subsistemas de cultivos o de producción animal, identificados con las parcelas o áreas de la finca donde se tienen cultivos y sus asociaciones o las unidades de producción pecuarias;

 

III. Recursos naturales: Los bienes comunes y servicios que proporciona la naturaleza sin alteración por parte del ser humano que contribuyen al bienestar y desarrollo de la vida en la tierra;

 

  1. Buenas prácticas productivas: Las tecnologías exigidas en normas, convenios y mercados nacionales e internacionales, que contribuyen a la calidad total de las producciones agrarias, la seguridad alimentaria y la conservación del medio ambiente, que implica realizar bien los procedimientos agronómicos con el propósito de lograr productos agrarios sin comprometer la salud de las personas y la biodiversidad;

 

  1. Producción Agroecológica: El proceso productivo donde se aprovechan al máximo los recursos locales y la sinergia de los procesos a nivel del agroecosistema, utiliza prácticas que favorecen su complejidad, adoptando el control biológico y la nutrición orgánica de manera óptima en el manejo del sistema de producción o la finca;

 

  1. Restauración: Es la recuperación de las capacidades y ofertas de los ecosistemas y agroecosistemas a largo plazo;

 

VII. Sistema sucesional: Los sistemas agroforestales que consiste en la asociación masiva de cultivos anuales y perennes con especies arbóreas de diferentes hábitos de crecimiento, usos y beneficios, que imitan la estructura y dinámica sucesional del ecosistema;

 

VIII. Tecnologías limpias: Las tecnologías que aumentan la productividad de una manera sostenible, conservando la materia prima y la energía, reduciendo la toxicidad de los materiales usados en el proceso y la cantidad de los residuos y emisiones en la fuente; y

 

  1. Unidades de producción: El área física donde se llevan a cabo actividades de producción, acopio, transformación, procesamiento, almacenamiento, distribución y comercialización de productos.

 

Artículo 4. En los Sistemas de Producción Agroecológica se aplicarán los siguientes principios:

 

  1. Sostenibilidad: A través de la relación armónica entre los factores productivos y los ecosistemas, se garantizará el mantenimiento, recuperación y conservación de los recursos naturales, respetando la vida en toda sus expresiones, a fin de establecer sistemas sucesionales y proteger la biodiversidad;

 

  1. Seguridad alimentaria: Tanto la producción, distribución y consumo de alimentos, se buscará garantizar la calidad y la seguridad a lo largo de la cadena alimentaria;

 

III. Sanidad: La producción, acopio, transformación, distribución y consumo de productos se realizará bajo criterios preventivos de salud, que garanticen productos sanos e inocuos para la salud humana;

 

  1. Competitividad: La producción de alimentos y otros productos se realizará de manera sostenible para los mercados locales e internacionales procurando su calidad, valor agregado y considerando un ambiente de trabajo seguro, justo y ambientalmente aceptable;

 

  1. Manejo sostenible de la tierra: Se privilegiarán los usos y prácticas productivas dirigidas a revertir la degradación de la tierra y la vegetación, la erosión de los suelos, la pérdida de la capa superficial del suelo y tierras fértiles en las áreas áridas, semiáridas y subhúmedas secas, causada principalmente por las actividades humanas inadecuadas y por las variaciones del clima, de acuerdo a las capacidades y vocaciones de los ecosistemas y agroecosistemas;

 

  1. Protección: El Estado vigilará la aplicación de actividades, prácticas y procesos que garanticen la conservación y sostenibilidad de los bienes naturales, así como la obtención de productos sanos e inocuos para el consumo final;

 

VII. Reconocimiento: En los sistemas de producción agroecológicos se deberán retomar las prácticas de producción cultural, biológica y mecánica de conocimiento tradicional, autóctono y de avances tecnológicos actuales de acuerdo a las condiciones del territorio y sus actores;

 

VIII. Prevención: El Estado podrá aplicar medidas preventivas en los procesos productivos agroecológicos dirigidas evitar daños o peligros irreversibles en los ecosistemas, considerando los impactos sociales y ecológicos;

 

  1. Equidad: Se procurará en todo momento, una distribución justa de las responsabilidades y los beneficios derivados del acceso y utilización de los recursos naturales en los procesos de producción; y

 

  1. Participación: El Estado promoverá la inclusión del sector privado, de las instituciones, del sector productivo, de los gremios, de las organizaciones civiles, de los pueblos indígenas, de los grupos étnicos y de las comunidades de afrodescendencia, en la toma de decisiones, elaboración, ejecución y evaluación de políticas y estrategias que incidan en el fomento de la producción agroecológica.

 

Artículo 5. Corresponde a la Secretaría, aplicar la presente Ley, teniendo, sin perjuicio de las que le fueren atribuidas en otras Leyes, las siguientes facultades:

 

  1. Celebrar convenios con los Gobiernos Federal, Estatales, municipales, instituciones públicas y privadas, nacionales e internacionales, para el fomento y desarrollo de la producción agroecológica;

 

  1. Formular políticas y programas enfocados al fomento y promoción de la producción agroecológica; en las que deberá de incorporarse la perspectiva de género;

 

III. Promover el desarrollo de innovación de tecnología apropiada y gestión del conocimiento, incorporando la investigación y validación de materiales y prácticas de producción agroecológica en los laboratorios, centros de investigación y proyectos;

 

  1. Fomentar el uso de tecnologías limpias bajo un enfoque de sistema de producción sostenible y responsable;

 

  1. Promover la preservación del patrimonio genético, propiciando el derecho de las y los productores al acceso, uso, intercambio, multiplicación y resguardo de los genes y germoplasmas nativos;

 

  1. Contribuir a la competitividad de los productos agroecológicos mediante el diagnóstico, la vigilancia, certificación y aseguramiento de la calidad e inocuidad de los insumos y el producto final;

 

VII. Coordinar con las instancias pertinentes para mantener la equivalencia nacional para el reconocimiento y acreditación de los sistemas de control de calidad;

 

VIII. Impulsar el desarrollo y fortalecimiento de capacidades y conocimientos técnicos a los campesinos en general, para que mejore sus conocimientos relativos a la aplicación de los mecanismos de producción agroecológica;

 

  1. Establecer las normas técnicas específicas para la certificación de los Sistemas de Producción Agroecológica;

 

  1. Certificar los Sistemas de Producción Agroecológica en base a las normas específicas de certificación que se establezcan;

 

  1. Coordinar con las instancias correspondientes la promoción de la capacitación y formación a todos los niveles en materia de producción agroecológica, la elaboración del programa estatal de capacitación y transferencia de tecnología de los sistemas de producción agroecológicos;

 

XII. Establecer bancos de germoplasma de productos de consumo básico, para garantizar la conservación del patrimonio genético; y

 

XIII. Reconocer y rescatar la práctica de los pueblos indígenas que abarque sus aspectos culturales y su conocimiento tradicional mediante la participación de sus comunidades y el apoyo a sus actividades productivas.

 

Capítulo II

De los mecanismos de seguimiento y control

 

Artículo 6. La Secretaría empleará como mecanismos de seguimiento y control de la producción, acopio, transformación, procesamiento, almacenamiento, distribución y comercialización de productos y subproductos agroecológicos las normas jurídicas y técnicas vigentes según la materia correspondiente.

 

Artículo 7. La Secretaría deberá crear un registro de productoras y productores agroecológicos, para disponer de datos actualizados sobre la distribución espacial, rubros, potencial productivo y cantidad de unidades productivas, entre otros, los cuales proporcionen los elementos para la adecuación de las políticas y programas dirigidos al fortalecimiento de los Sistemas de Producción Agroecológica.

 

Las productoras y los productores agroecológicos deberán registrarse ante Secretaría. El registro será regulado en el reglamento de la presente Ley.

 

Artículo 8. La Secretaría creará una Unidad Especializada de Certificación de los Sistemas de Producción Agroecológicos, para el aseguramiento del uso de buenas prácticas productivas en las unidades de producción. El reglamento de la presente Ley normará el funcionamiento de esta Unidad, los requisitos y procedimiento en el proceso de certificación.

 

Las productoras y los productores podrán solicitar la certificación de sus Sistemas de Producción Agroecológica, ante la Unidad Especializada de Certificación. De obtener la certificación podrán utilizar un sello agroecológico, cuyo derecho de uso se establecerá en el reglamento de la presente Ley.

 

Artículo 9. Los servicios administrativos que brinde la Unidad Especializada de Certificación en materia de certificación y sus actividades, serán por cuenta de los interesados y los costos se establecerán por norma de aplicación general contenida en el reglamento de la presente Ley.

 

Artículo 10. Los ingresos que resultaren por los servicios administrativos prestados por la Unidad Especializada de Certificación deberán ser transferidos mensualmente a la Secretaría el cien por ciento de las sumas que ingresen por los servicios administrativos prestados.

 

Capítulo III

Del fomento e incentivos a la producción agroecológica

 

Artículo 11. La Secretaría, como autoridad de aplicación propondrá ante la Secretaría de Finanzas y Administración, la revisión del catálogo arancelario de los productos del Sistema de Producción Agroecológico, al efecto de clasificar correctamente la comercialización de los mismos.

 

Artículo 12. La Secretaría garantizará que los trámites y gestiones de las productoras y los productores agroecológicos se desarrollen de manera simplificada.

 

Asimismo promoverá y fomentará la libertad asociativa, la igualdad entre hombres y mujeres en el ejercicio de los derechos y garantías relacionados con esta Ley y el acceso a la información pública, en base al ordenamiento jurídico vigente.

 

Artículo 13. La Secretaría de manera conjunta con las Secretarías de Planeación y Desarrollo Regional, de Desarrollo Social y de Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Ordenamiento Territorial; estimulará el establecimiento de mercados y centros de acopio generados con la iniciativa de las organizaciones indígenas, afromexicanas, campesinas y comunitarias, que tengan como función acercar a productores y consumidores y evitar la inconveniente intermediación que eventualmente pueda perjudicar el interés económico de las mismas.

 

Artículo 14. Los gobiernos municipales podrán establecer sobre la base de los bienes y servicios ambientales que generan los Sistemas de Producción Agroecológica, otros tipos de incentivos que sirvan de promoción y fomento de este tipo de sistemas.

 

Artículo 15. Dentro de las políticas de fomento a la producción agroecológica, se dará especial atención y preferencia a las productoras y los productores cuyos sistemas de producción estén encaminados a la restauración de bosques, regeneración de suelos, reservorios de aguas y conservación de la biodiversidad.

 

Artículo 16. A fin de promover la producción agroecológica, acopio, transformación, procesamiento, almacenamiento, distribución y comercialización interna y externa, las Secretarías de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, de Finanzas y Administración, de Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Ordenamiento Territorial, de Medio Ambiente y Recursos Naturales y de Asuntos Indígenas y Comunidades Afromexicanas, en materia de sus competencias ejecutarán acciones dirigidas a:

 

  1. Coadyuvar en la ejecución de proyectos y políticas de fomento a la producción agroecológica que garanticen la restauración de bosques, regeneración de suelos, reservorios de aguas y conservación de la biodiversidad;

 

  1. Promover, fomentar y divulgar en los guerrerenses el consumo de productos agroecológicos, que abonen al desarrollo de actitudes de consumo responsable y con criterios preventivos de salud, garantizando a través de las instancias correspondientes la calidad e inocuidad de los mismos;

 

III. Fomentar la comercialización interna y externa de los productos agroecológicos, debiendo desarrollar y acompañar a las productoras y los productores en campañas destinadas a la promoción y comercialización de estos productos para su consumo a nivel interno y externo;

 

  1. Promover la producción agroecológica a nivel Estatal, así como la declaratoria de zonas de producción agroecológica, garantizando que se establezcan en correspondencia al tipo y vocación de suelo, según el uso en la producción de que se trate;

 

  1. Elaborar e implementar el plan estatal de concesión de crédito de corto, mediano y largo plazo, para el financiamiento de la producción agroecológica de los cultivos para el consumo interno y externo, y que forman parte de la canasta familiar básica; y

 

  1. Promover el ordenamiento territorial de las zonas de producción agroecológica en el territorio del Estado de Guerrero.

 

Artículo 17. Las entidades del sistema financiero establecidas en el país podrán participar en el plan estatal de concesión de crédito de corto, mediano y largo plazo, para el financiamiento de la producción agroecológica.

 

Artículo 18. Las inversiones que efectúen los particulares para el establecimiento de mercados mayoristas, podrán ser deducibles de la base imponible para el cálculo de impuestos estatales, en los términos que se determine en el Reglamento a la presente Ley.

 

Artículo 19. Las empresas, microempresas, comunidades campesinas y organizaciones agrarias nuevas que se establezcan en el estado, para la transformación industrial de productos agroecológicos, gozarán de los estímulos fiscales establecidos en el artículo anterior, por el tiempo de cinco años contados desde el inicio de su actividad.

 

Capítulo IV

Medidas ecológicas

 

Artículo 21. La Secretaría a través de la Unidad Especializada de Certificación, en los términos que establezca el reglamento de esta Ley, podrá reconvenir a las personas físicas o jurídicas que realicen actividades agrícolas que afecten negativamente al ecosistema, para que adopten buenas prácticas de producción que privilegien la restauración de las capacidades y ofertas de los ecosistemas

 

Transitorio

 

Primero. El presente Decreto entrará en vigor el día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado de Guerrero.

 

Segundo. Se derogan todas las disposiciones que se opongan a lo previsto en la presente Ley.

 

Tercero. La presente Ley será reglamentada por el Titular del Poder Ejecutivo, en ejercicio de la facultad que le confiere el artículo 91, fracción VI, de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Guerrero, a más tardar 120 días después de su entrada en vigor.

                       

Cuarto. Publíquese el presente Decreto para el conocimiento general, en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado, en el Portal Web del Congreso del Estado, en las redes sociales de internet y difúndase a través de los medios de comunicación.

 

 

Dado en el Salón de Sesiones del Honorable Poder Legislativo, a los _______ días del mes de abril del año dos mil dieciséis.

 A T E N T A M E N T E

LOS INTEGRANTES DE LA FRACCIÓN PARLAMENTARIA DE MOVIMIENTO CIUDADANO

 

 

DIPUTADO RICARDO MEJÍA BERDEJA

 

 

DIPUTADO SILVANO BLANCO DEAQUINO

DIPUTADA MAGDALENA CAMACHO DÍAZ

 

 

 

 

[Hoja de firmas correspondiente a la Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se expide la Ley número ___ de Fomento a la Producción Agroecológica para el Estado de Guerrero]