(Jueves 22 de febrero) Reunido con vecinos de la colonia Sinaí del puerto de Acapulco, el diputado Ricardo Mejía Berdeja hizo un convocatoria a que no se pierda la esperanza de que las cosas van a mejorar en Acapulco “queremos iniciar el cambio con la mejor gente de Acapulco”

“Movilicemos conciencias” hay quien dice que esta es la realidad y que así será siempre, “pues desde aquí les decimos que ya basta”, la corrupción y la violencia no es normal ni debemos acostumbrarnos. Solo con la participación social lograremos bajar los indices de delitos cometidos y como consecuencia tendremos a la gente retomando la calle, llenándola de vida.

Hay un horizonte de esperanza afirmó pero dijo que es necesario que los ciudadanos le pongan un alto a esta ola de violencia en la ciudad. La criminalidad que se vive en Acapulco es un mal que, durante la actual administración, se ha incrementado, alcanzando niveles similares a los registrados en países con abiertos conflictos bélicos criticó el legislador.

Basada en inteligencia y con estrategia debe ser la política para recuperar la seguridad en Acapulco. A pesar de que se anuncias patrullajes por la ciudad, es una realidad que nunca se encuentra la policía municipal en la calles; señaló además que es necesario que la tecnología empleada con las cámaras de seguridad, el gps y demás se empleen con efectividad porque al día de hoy, no pasa absolutamente nada con esa información “se requiere determinación”.

El diputado local por Movimiento Ciudadano señaló que es posible lograr un cambio y el primer paso para hacerlo es vigilar que los candidatos de cualquier partido no tengan las manos sucias por recibir dinero de los delincuentes.

Mejía Berdeja sostuvo que es necesario que llegue un presidente limpio que no deba nada a la delincuencia y que tenga la firmeza de enfrentar el reto que Acapulco representa, asimismo que sepa liderar la lucha por la seguridad.

“Hoy lo más importante es salir con libertad y que no haya una balacera, que falte el transporte público o en cada calle haya un muerto. Por último expresó que los próximos comicios no son cualquier elección, sino la oportunidad de hacer un cambio real por Acapulco.