*Investigaciones y antidopping para quien aspire a la Presidencia Municipal de Acapulco.

*Que no llegue nadie con vínculos con la delincuencia.

Acapulco, Guerrero a 1 de octubre de 2017.- Lanza Ricardo Mejía Berdeja una serie de propuestas de cara a las próximas elecciones a que van desde examen antidopping e investigaciones de vínculos con la delincuencia organizada para quienes aspiren cargos de elección popular, empezando por las presidenciales municipales.

“Que todos los que aspiren a la alcaldía de Acapulco sean auditados con un antidopping, investigados por el CISEN que no tengan vínculos con la delincuencia organizada, así como por la PGR, por la SEGOB e incluso, dijo “por ser Acapulco un punto estratégico del país, que participen organismos internacionales; que revisen que los aspirantes estén limpios de relaciones con la delincuencia, sin financiamiento de campañas por parte de ésta o de operación política a favor de algún aspirante”.

Sostuvo además que hay que estar atentos de la gente con la que se rodea un candidato, la historia, que no haya sido exhibido por vínculos con la delincuencia ya que “lo que hoy más le duele a Acapulco es la inseguridad y para tomar decisiones con mano firme hay que tener las manos limpias” puntualizó Mejía Berdeja.

De ser alcalde, tendríamos que volver a lo básico, lo que dice el 115 constitucional: seguridad y servicios eficientes. El gobierno tiene que generarle a la sociedad los elementos para desarrollarse. Señaló también que hay dos instituciones de Acapulco que requieren de un cambio total “una es el policía municipal y otra es CAPAMA, en ambas hay buenos elementos, pero desafortunadamente no les dejan hacer su trabajo” lamentó.

Hoy el gobierno hace todo menos lo más importante, es decir, el gobierno no ve por la seguridad pretextando que le toca a la federación o al Estado “pero sobretodo no tiene una verdadera fuerza pública ni tiene programas de prevención del delito efectivos, no hace estrategias de combate a la criminalidad cotidiana que es de donde surge la delincuencia organizada”.

Por último, se mostró confiado en que, a nivel local, se puedan construir los consensos suficientes para que el Frente Ciudadano por México aterrice en Guerrero y en Acapulco. “Al Frente lo asumo con decisión; los dirigentes han puesto por encima de las diferencias ideológicas los grandes acuerdos, la agenda que nos unifica; combate a la impunidad y a los privilegios, nueva política social para el país, el Frente es un frente de propuestas concretas no de ideología” afirmó Ricardo Mejía.