PUNTO DE ACUERDO PARA EXHORTAR A LA SECRETARÍA DE EDUCACIÓN PÚBLICA FEDERAL A GENERAR MAYORES ALTERNATIVAS PARA LAS PERSONAS QUE NO OBTUVIERON UN LUGAR EN UNIVERSIDADES PÚBLICAS, TAL Y COMO PRETENDE SER EL PROGRAMA EMERGENTE DE MATRÍCULA EN LA EDUCACIÓN SUPERIOR, EN COORDINACIÓN CON LAS MEJORES INSTITUCIONES DE EDUCACIÓN SUPERIOR DEL PAÍS.

 

­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­Ricardo Mejía Berdeja y Ricardo Monreal Ávila,  integrantes de la LXII Legislatura del Congreso de la Unión y del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 58 y 59 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, presento ante esta Honorable Asamblea el siguiente Punto de Acuerdo de urgente u obvia resolución al tenor de la siguiente

 

 

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

En México la relación oferta-demanda de los espacios en las universidades públicas resulta una problemática que el gobierno mexicano ha sido incapaz de solventar de manera satisfactoria.

Tan sólo por citar un ejemplo, para el ciclo escolar 2013-2014, el noventa por ciento de quienes aplicaron el examen para ingresar a la Universidad Nacional Autónoma de México fue rechazado, es decir de las 184 mil 152 personas, tan sólo 17 mil 616 obtuvieron un lugar en dicha institución de educación superior.

Este hecho constata el colapso educativo que se vive a nivel nacional, el cual no fue ni mínimamente contemplado por la contrarreforma aprobada el año pasado en la materia, lo cual refleja que la llamada reforma educativa es mediocre, incompleta y se circunscribe básicamente a lo laboral; no abordó, entre muchas otras cosas, la falta de opciones para miles de jóvenes que no encuentran alternativas de educación superior ni ataca la proliferación de las llamadas “escuelas patito” que sin contar con calidad y, a veces, sin el debido reconocimiento oficial, engañan a jóvenes y a sus familias que pagan por esos falsos estudios.

Por otro lado, el Estado mexicano ha faltado a lo estipulado en el artículo tercero constitucional, entre otras cosas en expresado en su fracción V:

Además de impartir la educación preescolar, primaria, secundaria y media superior, señaladas en el primer párrafo, el Estado promoverá y atenderá todos los tipos y modalidades educativos incluyendo la educación inicial y a la educación superior necesarios para el desarrollo de la nación, apoyará la investigación científica y tecnológica, y alentará el fortalecimiento y difusión de nuestra cultura.

De esta forma, cientos de jóvenes con grandes ánimos por continuar sus estudios, conformaron desde hace varios años, el Movimiento de Aspirantes Excluidos de la Educación Superior, mejor conocido como MAES, el cual ante su organización y eventual movilización consiguió un acuerdo con varias instituciones de educación superior para que se otorgarán más lugares para el ciclo escolar 2014-2015, lo cual es un primer paso para revertir la deuda en materia educativa a nivel superior; sin embargo debemos reconocer que con esto no se solucionará de raíz el problema educativo en México.

Si bien, se puso en marcha el Programa Emergente de Matrícula en la Educación Superior 2013-2014 (PROEMES), promovido por la Secretaría de Educación Pública para ofrecer una alternativa a quienes no pudieron ingresar a la Universidad Nacional Autónoma de México o a instituciones como el Instituto Politécnico Nacional o la Universidad Autónoma de México; el cual busca “ofrecer alternativas de estudios universitarios a los aspirantes que participaron en los recientes procesos de admisión del área metropolitana del Distrito Federal y algunas instituciones del Estado de México, y que aún no se matriculan en alguna institución de educación superior”, éste necesita garantizar que los 36 mil 376 lugares disponibles (en ocho áreas del conocimiento) brinden una preparación acorde a la realidad que enfrenta el país y a las exigencias del contexto internacional, permitiendo que quienes egresen de dichas carreras tengan los elementos necesarios para hacer frente al mercado laboral tan competitivo.

Por otra parte, es necesario destinar más recursos a las universidades públicas, ya que en 2013 el presupuesto asignado fue de 103 mil 30 millones de pesos, el cual según el secretario general de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), Enrique Fernández Fassnacht, en una entrevista para el Periódico La Jornada, comentó que: “la disminución de recursos en términos reales se ha reflejado en el déficit de dos mil 200 millones de pesos para las universidades de los estados, lo cual ha impactado en los incrementos salariales de los trabajadores”.

En este sentido, cabe rescatar la información relativa a las y los jóvenes que no asisten a la escuela ni tienen empleo, ya que según la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) México ocupa el tercer lugar a nivel mundial de los 34 países que conforman la organización; sólo tras Turquía e Israel.

Es así que en el informe Panorama de la educación 2013, realizado por la OCDE, se revela que en México el 24.7 por ciento de población de 15 a 29 años, conforman este sector y del número de mujeres jóvenes en este rango de edad el 37.8 por ciento se encuentra en tal situación, mientras que del número de hombres jóvenes sólo es el 11 por ciento.

De esta forma, reconocemos la importancia que tiene la educación sobre todo para las generaciones más jóvenes, es por ello que lo contemplado en el artículo tercero no puede ser letra muerta, seguiremos dando batalla ante los intereses excluyentes del Pacto por México, los cuales no benefician al país. La juventud es el sector más golpeado por el modelo económico y los mal llamados NINIS, jóvenes que ni estudian ni trabajan, son una terrible expresión del fracaso del gobierno mexicano en la materia y que en fechas recientes ha sido aprovechado por el crimen organizado al ser reclutados; es por ello que  presentamos a esta asamblea la siguiente proposición, con

 

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO.-  La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta a la Secretaría de Educación Pública Federal a generar mayores alternativas para las personas que no obtuvieron un lugar en universidades públicas, tal y como pretende ser el Programa Emergente de Matrícula en la Educación Superior, en coordinación con las mejores Instituciones de Educación Superior del país.

Dado en el Senado de la República a los 28 días del mes de agosto de 2013.

DIPUTADO RICARDO MEJÍA BERDEJA