* Poco se ha hecho para impulsar la transformación de fondo de nuestras policías.

** La municipal de Acapulco, solo para detener borrachos.

Chilpancingo, Guerrero a 14 de marzo de 2017.- El Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano en el Congreso local presentó hoy la iniciativa de ley que busca sentar las bases normativas para la expedición de los reglamentos en materia de seguridad pública para los municipios; Ricardo Mejía Berdeja, coordinador de los diputados ciudadanos, afirmó que la propuesta es la creación de una nueva corporación policial, la fuerza ciudadana.

“Proponemos una auténtica corporación que realmente busque proteger a la población, una nueva fuerza que con inteligencia y reacción rápida prevenga el delito y detenga en flagrancia a los delincuentes” dijo Mejía Berdeja desde tribuna.

El ordenamiento consta de 103 artículos y es reglamentarios de la Constitución política del estado de guerrero y que tiene como objetivo generar criterios para que los ayuntamientos actualicen sus bandos y reglamentos de policía y buen gobierno.

En Movimiento Ciudadano nos preocupa la crisis de inseguridad y violencia que priva en Guerrero, tan solo el domingo pasado se reportaban entre dieciocho y 23 homicidios dolosos “hasta ahora, más allá de los discursos, poco se ha hecho para impulsar la transformación de fondo de nuestras policías”.

Entre las inercias, la falta de voluntad política, la irresponsabilidad para enfrentar el tema considerando a éste irrelevante en la agenda gubernamental “habría que agregar la indefinición de un mando único o mixto policial ha llevado a que las policías municipales no cumplan con su cometido, prevenir el delito”.

Mejía Berdeja lamentó que la policía del puerto de Acapulco, según los reportes oficiales de la corporación, concentren su cometido en detener borrachos y se hacen de la vista gorda frente a los delincuentes que siembran terror y extorsionan con el llamado cobro de piso. Sin embargo, diferenció que hay buenos elementos que dijo, deben ser bien pagados, recompensados y reconocidos.

La nueva policía municipal que se propone tiene por objetivo trabajos de inteligencia policial, preservar la paz pública, investigación, así como ser un órgano administrativo desconcentrado del ayuntamiento que cuente, además, con un régimen disciplinario a cargo de una inspección general y una oficina de asuntos internos.