PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA AL GOBIERNO FEDERAL, A LA SECRETARÍA DE DESARROLLO SOCIAL, AL SISTEMA NACIONAL PARA EL DESARROLLO INTEGRAL DE LA FAMILIA Y A LAS INSTANCIAS ESTATALES CORRESPONDIENTES, A IMPLEMENTAR LAS MEDIDAS NECESARIAS Y URGENTES PARA PREVENIR Y ERRADICAR LA VIOLENCIA FAMILIAR.

 

DIPUTADO RICARDO MEJÍA BERDEJA, integrante de la LXII Legislatura del Congreso de la Unión y del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 6, fracción I y 79, numeral 2, fracción II del Reglamento de la Cámara de Diputados, presentamos ante esta Honorable Asamblea el siguiente Punto de Acuerdo al tenor de la siguiente.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La familia es referente obligado en el desarrollo personal de cada individuo, es el espacio físico y emocional donde se cultivan los vínculos afectivos y se inician los procesos básicos que van forjando la personalidad del individuo y sus patrones de conducta.

Sin embargo, hoy en día vivimos en una sociedad convulsionada por la violencia, deshonestidad, irresponsabilidad, desintegración familiar, entre otros fenómenos sociales, cuyos protagonistas son personas jóvenes en su mayoría; en donde se fomenta el individualismo y poca participación de la comunidad en los problemas sociales, niños abandonados por sus padres o tutores, que han propiciado el aumento de hogares disfuncionales.

La violencia familiar está considerada como un problema grave, inclusive de salud pública, es fundamental una oportuna detección y atención de la violencia familiar en nuestro país, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de cientos de miles de personas, quienes tratan de luchar por ejercer con libertad y plenitud sus derechos humanos.

La violencia familiar es un problema social de grandes dimensiones, sus consecuencias ponen en riesgo la vida de los grupos de población que son más vulnerables en función de su sexo, edad y condiciones físicas: mujeres, niñas, niños, adolescentes, ancianos, discapacitados.

Violencia familiar se define como: quien lleve a cabo actos abusivos de poder, omisión intencional o conductas dirigidas a dominar, someter, controlar, o agredir de manera física, psicológica, patrimonial, económica y sexual a alguna persona con la que se encuentre o haya estado unida por vínculo matrimonial, de parentesco por consanguinidad, afinidad o civil, concubinato, o una relación de pareja dentro o fuera del domicilio familiar; puede incluir: violencia verbal, física y psicológica; aislamiento social, intimidación, control de recursos económicos y agresión sexual, que desencadena problemas de ansiedad, depresión, ira, agresión, baja autoestima. Cabe recalcar que la violencia familiar está presente en todos los grupos sociales, niveles económicos y de educación.

Es de suma importancia instrumentar acciones encaminadas a erradicar la violencia familiar y fomentar nuevas relaciones de convivencia, basadas en igualdad de derechos y equidad, además de rescatar los valores centrados en el reconocimiento de los derechos humanos.

Todo ello en razón de las siguientes cifras: 2 niños con menos de 14 años mueren cada día a causa de la violencia en México,  como propósito principal es el hacer recomendaciones encaminadas a la prevención y eliminación de todas las formas de violencia contra los niños y las niñas.  El 56% de las mujeres de 15 a 19 años que viven en pareja han sufrido al menos un incidente de violencia por lo tanto hay que hacer un fuerte llamado a las instituciones gubernamentales y a la sociedad en su conjunto de atacar este problema con urgencia.

El desafío es enorme, diseñar e implementar políticas públicas que amplíen la cultura de denuncia en casos de violencia familiar, no dejando de lado acciones que propicien la interacción entre los miembros de la familia para forjar los valores y principios que permitan elevar el bienestar común.

Por lo tanto insistimos que los efectos, que genera ejercer vio­lencia en especial sobre los niños, derivan en actitudes violentas que se manifiestan en la edad adulta y tienen ori­gen en el seno familiar.

Se debe prevenir y atender todo tipo de violencia familiar, restablecer los derechos tanto en el ámbito social como jurídico, en el cual se contemplen el respeto a las garantías, así como mayor rigurosidad a las personas que comentan algún tipo de delito contra víctimas de violencia.

UNICO. Se Exhorta al Gobierno Federal, a la Secretaría de Desarrollo Social, al Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia y a las Instancias Estatales Correspondientes, a Implementar las Medidas Necesarias y Urgentes Para Prevenir y Erradicar la Violencia Familiar, en todas sus modalidades.

Dado en el Palacio Legislativo de San Lázaro a los 1° día del mes de Febrero de 2013.