PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA AL GOBERNADOR DEL ESTADO DE SONORA A QUE EN EL MARCO DE SUS RESPONSABILIDADES, INSTRUYA LAS ACCIONES NECESARIAS PARA INVESTIGAR Y SANCIONAR A LOS RESPONSABLES POR EL DERRAME DE TÓXICOS EN EL RÍO SONORA, ASÍ COMO A TRABAJAR EN ESTRECHA COOPERACIÓN CON LAS INSTANCIAS FEDERALES QUE ACTÚAN SOBRE ESTE HECHO.

Ricardo Mejía Berdeja y Ricardo Monreal Ávila, diputados integrantes del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano de la LXII Legislatura del honorable Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto en el artículo 6, numeral 1, fracción I; 79, numeral 1, fracción II del Reglamento de la Cámara de Diputados, presentan a esta soberanía el siguiente punto de acuerdo, conforme a las siguientes:

Consideraciones

El pasado jueves 7 de agosto del presente año, un derrame de 40 mil metros cúbicos de ácido sulfúrico en el río Sonora, proveniente de los desechos de la mina de Cananea, ocasionó contaminación en seis municipios de la entidad, por lo que la población fue advertida de tomar precauciones y no entrar al río.

Los desechos de procesos químicos de la mina, que se ubica en el municipio del mismo nombre, salieron de los llamados represos de jales y se extendieron de Cananea a los municipios Arizpe, Banámichi, Baviácora, Aconchi y Ures.

Carlos Jesús Arias, encargado de despacho de la Unidad Estatal de Protección Civil, llamó a la población a no acercarse al río, pues a pesar de que las concentraciones de ácido serían presuntamente bajas, podrían provocar irritaciones en la piel.

Al mediodía del día 7 de agosto informaron que había un problema de filtración de un represo de la mina de Cananea y para las 3 de la tarde, personal de protección civil había confirmado que el problema se originaba en dos represos.

Debido al derrame, el río Sonora adquirió un color anaranjado sorprendiendo a los pobladores de Banámichi, donde se cortó el suministro de agua ante el peligro de contaminación por tóxicos que ya afectó a productores locales de leche.

A pesar de que la filtración ocurrió un día antes, fue hasta el 8 de agosto que –de manera oficial-, se informó a la población y a los medios de comunicación lo sucedido y las advertencias correspondientes.

El ácido sulfúrico es corrosivo y altamente tóxico para la fauna y la población, aunque según difundieron las autoridades hasta ahora han detectado niveles de concentración bajos en el agua del río Sonora. Si se ingiere en la cantidad que hay ahorita puede provocar diarrea y malestar, e irritación en la piel.

El curso del río Sonora atraviesa ocho poblaciones del estado, por lo que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) anunció el domingo 10 de agosto cortes del abastecimiento de agua corriente en los municipios de Arizpe, Banámichi, San Felipe de Jesús, Aconchi, Baviácora y Ures, además de Hermosillo, de casi 800.000 habitantes, donde aclaró que sólo el 3% de su suministro proviene del río Sonora.

De acuerdo a los reportes, el vertido se originó en dos tanques de almacenamiento de residuos químicos de una mina de cobre en Cananea, un gran centro minero ubicado a alrededor de 40km al sur de la frontera con Estados Unidos.

Cerca de un tercio de la producción minera mexicana proviene del estado de Sonora, principal productor de oro, cobre y grafito del país.

Además de estudiar el impacto real del vertido, diversos organismos públicos buscan deslindar responsabilidades por el derrame y piden a la compañía minera, que pertenece al grupo México, que se haga cargo de mitigar los efectos del derrame.

Según los reportes, fueron las autoridades municipales del pueblo de Arizpe las que alertaron a Protección Civil y no la mina, que hasta ahora no ha hecho declaraciones sobre el tema, por lo que es posible que se incurriera en una negligencia por parte de la compañía minera respecto al manejo de las aguas residuales, algo que se vio agravado por las recientes lluvias en la entidad.

El alcalde Lauro Escalante observó el color anaranjado del agua junto a otros pobladores y afirmó que desde la tarde del viernes pararon las bombas y llamó a la Conagua para que le informen el momento de poder extraer el líquido de los pozos que están en el lecho del río.

En un comunicado emitido este domingo, la Conagua informó que ordenó a la empresa Buenavista del Cobre aplicar un Plan de Remediación Total, tras el derrame de 40 mil metros cúbicos de ácido sulfúrico a los ríos Bacanuchi y Sonora, proveniente de la mina de Cananea, ubicada en el estado de Sonora.

Agregó además que desde el jueves 7 se instaló el Protocolo de Contingencia del Comité de Operaciones de Atención a Emergencias Ambientales (COATEA) en el que participan la PROFEPA, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y las unidades municipales y estatal de Protección Civil, así como cuerpos de rescate y de la misma empresa responsable.

La Profepa mantiene desde entonces un trabajo permanente en coordinación con la Conagua, la Unidad Estatal de Protección Civil y la empresa Mexicana de Cobre para la contención y remedio de la situación. Cabe destacar que el protocolo del COATEA establece que ante cualquier emergencia ambiental serán las unidades estatales y municipales de Protección Civil, así como bomberos y demás unidades de rescate, las dependencias encargadas de dar una primera respuesta, para que posteriormente, las dependencias ambientales federales evalúen el impacto y el deslinde de responsabilidades.

Como resultado de las investigaciones realizadas hasta el momento, el delegado estatal de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), César Lagarda Lagarda, informó que se detectaron metales pesados muy dañinos para la salud humana en el derrame de ácido súlfurico al río Sonora, producto de las actividades de la mina de Cananea. Además sostuvo que Grupo México, dueño de la mina de cobre, ocultó por uno o más días el incidente.

Lagarda Lagarda informó en conferencia de prensa que encontraron arsénico, cadmio, aluminio, hierro, manganeso, níquel y cobre en concentraciones superiores a las permitidas en las aguas del Sonora, cerca del municipio de Baviácora, y se prevé que avance en las próximas horas a la presa El Molinito, en Hermosillo.

Según la empresa, fue una falla estructural en una represa diseñada para el reúso del sulfato de cobre acidado, como le llaman ellos; en el pozo de contención instalaron un tubo que se botó y por ahí salieron los 40 millones de litros.

Lagarda Lagarda acusó que Grupo México ocultó el derrame de más de 40 millones de litros de solución de ácido sulfúrico, con metales pesados que habría ocurrido la noche del martes.

La empresa ocultó deliberadamente la falla, añadió el funcionario, quien dijo que habitantes de la comunidad Bacanuchi, municipio de Arizpe, a 80 kilómetros de la mina, avisaron de la emergencia a las alcaldías de Cananea y de Arizpe.

Confirmó también la mortandad de peces y previó que muera ganado. César Lagarda asimismo expuso que los efectos de metales pesados como cobre, cadmio y arsénico se manifiestan tiempo después de consumirlos.

El Grupo México, de Larrea Mota Velasco, se ha destacado por los insultantes márgenes de ganancia obtenidos en años recientes, debidos, entre otras causas, a la feroz represión contra las justas demandas laborales de sus asalariados, así como por su insensibilidad criminal hacia la vida y la seguridad de los propios trabajadores, como lo demostró el homicidio industrial de Pasta de Conchos, Coahuila, el 19 de febrero de 2006, donde aún yacen abandonados 63 de los 65 cuerpos de mineros muertos. Hasta hoy, los responsables no han recibido el castigo penal que merecen, esto es, el dueño, los socios y los directivos de esa corporación. Las viudas y familiares no han recibido de Larrea sino menosprecio y persecuciones, en una muestra elocuente de la ética que Larrea aplica en sus negocios. Pero por todo eso, Larrea figura entre los hombres más rico de México, según Forbes.

Al respecto, el Grupo Covalence, empresa consultora independiente de Ginebra, Suiza, que analiza los índices de ética de las empresas, en su reporte del pasado 26 de enero del 2012 situó a Grupo México entre las firmas menos éticas del mundo; o sea, ocupó el sitio 573 de un total de 586 corporaciones evaluadas. Y dentro del sector recursos naturales, esta empresa se ubicó sólo en el lugar 31 de las 32 calificadas por la consultora independiente.

Esta corporación también se ha distinguido por su falta de ética e inhumana negativa a resolver, por los caminos legales, las tres huelgas lícitas de Cananea, Sonora; Sombrerete, Zacatecas, y Taxco, Guerrero, que al día de hoy acumulan cerca de cinco años de duración, mismas que en  complicidad con el gobierno de Felipe Calderón y con más de 4 mil elementos de la fuerza pública federal y estatal, invadieron Cananea el 6 de junio de 2010, después de la grosera simulación jurídica fuera de la ley de declarar terminadas las relaciones de trabajo en esa mina, pero donde reanudaron tareas de rehabilitación, violando la norma jurídica de que en estado de huelga legal, con graves consecuencias como las de este derrame que afecta a cientos de personas.

Fundado y motivado en las consideraciones antes expuestas, sometemos a su consideración el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO.- La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión,  exhorta al Gobernador del Estado de Sonora, Guillermo Padrés Elías,  a que en el marco de sus responsabilidades y en coordinación con los gobiernos municipales, instruya lo procedente a fin de investigar y aplicar las sanciones correspondientes a los responsables del derrame de 40 millones de litros  con alto contenido tóxico al río Sonora, provenientes de la mina Cananea, operada por Grupo México.  Asimismo, se le exhorta a trabajar en estrecha coordinación con la Comisión Nacional del Agua y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, a fin de mitigar los daños y brindar agua potable a las comunidades afectadas.

Dado en el Senado de la República  a los 13  días del mes de agosto de 2014.