Palacio Legislativo de San Lázaro

17 de febrero de 2013

Boletín de Prensa 

  • Necesario fortalecer la autonomía de los órganos constitucionales autónomos, evitando la selección como un reparto de cuotas partidistas, advierte el legislador de Movimiento Ciudadano

Tras la aprobación, en pasados días, de la Ley de Amparo en San Lázaro, el Vicecoordinador del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, Diputado Ricardo Mejía Berdeja, alertó que “los rasgos autoritarios del nuevo gobierno se acentúan con algunos aspectos de la Ley de Amparo.”

En dicho tenor, el legislador comentó que “el Presidente ya no será autoridad responsable en los Juicios de Amparo, y por otra parte, podrá afectar a particulares concesionarios de bienes del Estado previstos en el artículo 27 constitucional, sin que puedan obtener la suspensión provisional en los juicios que promuevan, lo que a su vez significaría en los hechos la extinción de la materia o sustancia del amparo, y el daño sería irreparable.”

El también Secretario de la Comisión de Puntos Constitucionales, hizo hincapié en que “además, el amparo resulta ser el instrumento de control constitucional más importante del orden jurídico mexicano, la garantía jurisdiccional institucional más significativa para asegurar el respeto y el cumplimiento efectivo de los derechos humanos fundamentales de las personas. Ha significado una institución reconocida internacionalmente y con la nueva Ley ha perdido gran parte de lo que le dio prestigio porque miles de concesionarios, empresarios, agricultores y productores rurales, campesinos, entre otros importantes sectores, vivirán en la falta de certeza jurídica en sus actividades, afectando la economía nacional”.

El legislador, a su vez, aprovechó la oportunidad para insistir en la necesidad del fortalecimiento de la autonomía de los órganos constitucionales autónomos, evitando la selección de sus integrantes como un reparto  de cuotas partidistas.

“Los órganos autónomos enfrentan una grave crisis de legitimidad y credibilidad, producto de que su conformación ha respondido más a un esquema de cuotas partidistas que a garantizar la imparcialidad y el buen funcionamiento de estos organismos; tal es el caso del IFE y órganos reguladores como la COFETEL y la COFECO, que enfrentan un severo desgaste, y ni qué decir de la pretensión del cambio de comisionados del IFAI, en donde el abordaje del órgano se ve como un mero botín de guerra” puntualizó Mejía Berdeja.