En Reforma de Telecomunicaciones se debe integrar a organismos verdaderamente autónomos como la Universidad Nacional Autónoma de México y la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

RMB hace un llamado a que exista apertura para construir una verdadera reforma y no una incompleta.