Se reúne con jóvenes estudiantes, profesionistas y deportistas.

(Domingo 01 de febrero de 2018) Hay que revisar  el historia de los otros precandidatos,  invitó  Ricardo Mejía Berdeja al reunirse esta mañana con jóvenes estudiantes, profesionistas y deportistas,  a quienes señaló que si alguien ha sido diputado  federal  o local  y  no se presentó a las  sesiones, participó o subió a tribuna, no  defendió  al pueblo y votó por los gasolinazos, “con qué cara viene a pedir el voto ahora”.

En referencia a la compra de voto y al reparto de despensas, el diputado local por Movimiento Ciudadano señaló que aquel que “paga para llegar, llega para robar”, lo grave señaló, “es que ese dinero es de la maña, por eso la policía se hace de la vista gorda y hay quienes hablan de Acapulco como si fuera una plaza, con un lenguaje de delincuentes”.

Mejía Berdeja señaló que si hoy aspira a gobernar Acapulco es que como diputado -tanto federal como local – ha demostrado responsabilidad y compromiso como  exigir la renuncia del Fiscal General del Estado de Guerrero, solicitar que se limpien los cuerpos policiacos y que se declare la alerta de violencia de  género.

“Me he enfrentado a grupos poderosos y tengo la calidad moral de decir que voté en contra de la reforma energética, de haber cuestionado el caso de la Casa Blanca, ya basta de que haya grupos que vean al gobierno como un botín”, agregó.

Mejía Berdeja señaló  que no tendría inconveniente de que el candidato del Frente Ciudadano por México en Acapulco fuera de otro partido y no él, siempre y cuando este fuera limpio, no tuviera vínculos con la delincuencia y tuviera pantalones para enfrentar  el reto que  Acapulco representa, “pero no lo veo, estamos compitiendo contra el mal”.

El diputado local por Movimiento Ciudadano tuvo la oportunidad este domingo de reunirse con jóvenes estudiantes, profesionistas y deportistas de quien escuchó sus principales inquietudes y demandas.

Mejía Berdeja recalcó su compromiso de trabajar por  jóvenes  en caso de llegar a la presidencia municipal de Acapulco,  creando un gran programa de apoyo a la juventud para que puedan estudiar y ser competentes, “arrancárselos a la delincuencia y que tengan posibilidad, hay que cerrar el circulo de la violencia”.