Con punto de acuerdo, por el que se exhorta al titular de la PGR a realizar una investigación completa e imparcial ante la denuncia interpuesta contra Ismael Hernández Deras, ex gobernador de Durango, por la probable comisión de diversos delitos, a cargo de Ricardo Mejía Berdeja y suscrita por Ricardo Monreal Ávila, diputados del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano

Los diputados Ricardo Mejía Berdeja y Ricardo Monreal Ávila, integrantes del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano de la LXII Legislatura del Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto en los artículos 6, numeral 1, fracción I, y 79, numeral 1, fracción II, del Reglamento de la Cámara de Diputados, presentan a esta soberanía proposición con punto de acuerdo, conforme a las siguientes

Consideraciones

La preocupación por recuperar la tranquilidad y hacer valer el Estado de Derecho ha sido un lema perenne en las agendas gubernamental, política y social, abordando el tema desde múltiples aristas y, casi siempre, como respuesta a algún suceso violento que incidió en la opinión pública.

Los casos más emblemáticos relacionados con falta de seguridad y altos índices de violencia se han presentado en Chihuahua, Guerrero, Morelos, Nuevo León, Sinaloa, Tamaulipas y Durango, que han fungido como laboratorio de la estrategia gubernamental nacional, que sólo ha logrado consolidar la tendencia de violencia en dichas entidades.

La presencia del Ejército en las calles no logró revertir la inseguridad en el país, por el contrario, su labor se ha visto cuestionada como resultado de los civiles muertos en episodios que indican una mala praxis militar, además de la falta de procedimientos adecuados para militares que se resguardan en el fuero militar a fin de evitar enjuiciamientos en el orden civil.

Michoacán es hoy el foco de atención, pues la ausencia absoluta del Estado ha logrado que el clima de violencia impere en la entidad, sin embargo, algunas características de violencia que se evidencian en este caso, también se presentan en otros estados y de no ser atendidas, revelarán en poco tiempo una escalada de violencia. Otro caso representativo es Durango.

Un año después que Ismael Hernández Deras dejara la administración del estado de Durango, comenzaron a relucir los índices de inseguridad que se vivieron durante la gestión de Ismael Hernández. De acuerdo con informe de México Evalúa, Centro de Análisis de Políticas Públicas, AC,1 el promedio mensual de víctimas visibles e invisibles de homicidio, secuestro y robo con violencia se duplicó.

Según el documento, entre el sexenio de Hernández Deras y el del actual mandatario estatal, Jorge Herrera Caldera, los homicidios aumentaron considerablemente pasando de 160 a 360 casos; el secuestro se multiplicó por 10 y el robo con violencia pasó de 210 a mil 221.

En tres años (2007-2010), tres presidentes municipales fueron ejecutados en Durango. El alcalde panista con licencia de Tepehuanes, Alfonso Peña Peña; el panista Luis Carlos Ramírez López, alcalde de Ocampo, fue acribillado por sujetos armados; y el priista Claudio Reyes Núñez, edil de Otáez, quien fue hallado muerto encobijado y con el rostro cubierto con cinta canela; el priista Manuel Estrada Escalante, presidente municipal de El Mezquital, y Manuel de Jesús Ángulo, alcalde de Topia, también fueron alcanzados por el crimen organizado; el primero fue atacado por un comando y el segundo desapareció en Topia, un municipio de la región serrana duranguense que forma parte del área de influencia del “Triángulo Dorado”.

Pero también el hallazgo de narcofosas repuntó en la administración de Hernández Deras. Sólo del 14 de abril de 2011 a enero de 2013 fueron encontrados 351 cuerpos en al menos 15 fosas clandestinas, que los delincuentes utilizaban para sepultar a sus víctimas, entre los que se encontraron policías de diversas corporaciones, miembros de grupos delictivos y personas secuestradas que jamás fueron liberadas.

Las tumbas clandestinas fueron localizadas en los municipios de Durango, Lerdo, Cuencamé, San Juan del Río, Santiago Papasquiaro y Pueblo Nuevo.

Además, es importante señalar que pese a los reclamos de los duranguenses, Hernández Deras no ha podido explicar el origen y destino de una deuda de más de 6 mil millones de pesos que dejó al término de su gobierno, lo cual desató en 2011 una crisis económica a nivel estatal.

A su salida, Ismael Hernández enfrentó la denuncia de los entonces dirigentes nacionales del PAN, PRD, Convergencia y del grupo Dia (Diálogo por la Reconstrucción de México) por hechos delictivos y enriquecimiento ilícito, denuncia que no prosperó al no ser siquiera atendida.

De acuerdo con las acusaciones, Hernández Deras se benefició de los fondos públicos y programas federales. Además denunciaron que desde 2004, el cártel del Pacífico compró el “derecho de piso” al ex mandatario de Durango.

En aquel entonces alertaron que los delincuentes habrían patrocinado la campaña política de Hernández Deras con 50 millones de dólares para recomponer sus alianzas y recuperar sus territorios, lo que detonó la violencia en el estado, según publicó Contralínea en un reportaje de José Reyez, en septiembre de 2010.2

El pasado 22 de febrero, el ex mandatario y actual senador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) festejó su cumpleaños número 50 en la ex Hacienda de Dolores, en El Mezquital, con la presencia de aproximadamente 4 mil invitados, entre ellos el arzobispo de Durango, Héctor González Martínez, y el ex presidente Vicente Fox y su esposa, Martha Sahagún.

Medios locales consignaron en aquella ocasión que el ex gobernador gastó 10 millones de pesos en el festejo, amenizado por grupos musicales de renombre.

En consecuencia, el 11 de marzo del presente año, con votos del PRI, PVEM y Panal, el Congreso de Durango acordó crear una comisión especial que se abocara a investigar presuntos actos de corrupción y de enriquecimiento ilícito cometidos por el ex gobernador.

Sin embargo, dos semanas después que el Congreso de Durango creara dicha comisión especial, los legisladores dieron en una hora por terminada la investigación, sin presentar resultados. Simplemente se dijo que no hubo corrupción. No se presentaron pruebas, y caso cerrado.

El punto de acuerdo para crear dicha comisión fue propuesto por el diputado del Partido Verde Ecologista de México José Alfredo Martínez Núñez, quien dijo en ese entonces: “En esta máxima tribuna reprobamos la burla al pueblo de Durango del senador Ismael Hernández Deras, pues mientras cientos de duranguenses viven en pobreza extrema, el senador hizo un despilfarro de 10 millones de pesos en una fiesta para festejar sus 50 años”.3

Si bien la celebración de un cumpleaños no debería ser objeto de cuestionamientos, la situación particular exige atención al reclamo de la ciudadanía organizada para exigir a los servidores públicos y representantes populares mayor transparencia en el manejo de recursos públicos, lo cierto es que hasta la fecha, esta soberanía ha sido omisa ante la opacidad que reina en todos los órganos de los gobiernos federal y estatales.

Incluso con la desaparición de dicha comisión creada, y con el silencio que hasta ahora se ha mantenido sobre este tema en esta Cámara, evitamos que las investigaciones se hagan de forma transparente y que los resultados de esas investigaciones sean públicos, por lo que la posibilidad de que la ciudadanía, las organizaciones de la sociedad civil o los medios de comunicación, tengan la posibilidad de enterarse qué es lo que está sucediendo, limitando el sentido de la existencia de estas comisiones especiales y con ello, su sentido y desempeño.

El pasado 25 de marzo, Movimiento Ciudadano y un grupo de duranguenses encabezado por José Ramón Enríquez Herrera presentaron en las oficinas centrales de la Procuraduría General de la República (PGR) una denuncia a fin de que se investiguen los graves actos de omisión y complicidad del ex gobernador de Durango, pues en su sexenio hubo más de 3 mil muertos entre mujeres y hombres sacrificados, algunos de ellos profesionales del periodismo, el derecho y la medicina.

La denuncia también hace referencia a la nula importancia y la omisión que el ahora senador dio desde la gubernatura del estado que ocupaba, a los hechos relacionados con los más de 350 cuerpos encontrados en 3 narcofosas ubicadas en pleno centro de esta ciudad capital, sin que hasta el momento se sepa de algún sospechoso, detenido o procesado por semejantes crímenes masivos.

En cuanto al aspecto económico, el documento solicita que se investigue el evidente enriquecimiento ilícito del ex gobernador.4

Ante la falta de mecanismos de control eficientes, se suma una cultura ineficiente de rendición de cuentas y de sanciones a los servidores públicos o ex funcionarios, que aprovechan el uso de sus funciones para cometer ilícitos o actos de corrupción y –nuevamente– es la sociedad quien exige rendición de cuentas, ante autoridades que con su silencio avalan dichos actos.

Por lo expuesto me permito someter a consideración de esta asamblea el siguiente resolutivo con

Punto de Acuerdo

Único. La Cámara de Diputados del Congreso de la Unión exhorta al procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, a realizar en el ámbito de sus atribuciones una investigación completa e imparcial derivada de la denuncia interpuesta por duranguenses contra Ismael Hernández Deras en torno a la posible comisión de los delitos de enriquecimiento ilícito, actos de corrupción y complicidad en las más de 3 mil muertes violentas cometidas en el estado durante su titularidad como gobernador.

Notas

1 http://www.mexicoevalua.org/wp-content/uploads/2013/02/MEX-EVA_INDX-IVV I_LOW.pdf

2 http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2010/09/15/hernandez- deras-en-la-mira-de-la-justicia/

3 http://www.oem.com.mx/elsoldedurango/notas/n3320129.htm

4 http://www.proceso.com.mx/?p=366965

Dado en el Palacio Legislativo de San Lázaro, a 1 de abril de 2014.

Diputados: Ricardo Mejía Berdeja, Ricardo Monreal Ávila.