Será mi primera tarea sin excusas ni pretextos.

(Viernes 9 de febrero de 2018) Tras señalar que quiere ser presidente de la seguridad y el que haga justicia a la zona poniente de Acapulco, Ricardo Mejía Berdeja señaló que no se puede estar a merced de la delincuencia y que el gobierno actúe como las avestruces, escondiendo la cabeza por miedo, complicidad o bien por incapacidad.

Lo anterior fue señalado al reunirse con vecinos de la Jardín y Miramar, a quienes manifestó su solidaridad debido a la situación de “angustia, miedo e impotencia” que han vivido en los últimos días causada por la inseguridad.

Visiblemente consternados por la situación que han vivido en los últimos días en donde se han registrado balaceras, falta de transporte y un “toque de queda”, los vecinos coincidieron en manifestar su temor debido a la situación que vive actualmente la zona poniente y la falta de respuesta de autoridad.

El diputado local por Movimiento Ciudadano señaló que es posible lograr un cambio y el primer paso para hacerlo es vigilar que los candidatos de cualquier partido no tengan las manos sucias por recibir dinero de los delincuentes.

Indicó que aquel que lo hace no le sirve a la población sino a los delincuentes, ” por ello no le va a doler la angustia de la gente, que se les cobre cuota a los comerciantes o que maten a los jóvenes”.

Mejía Berdeja sostuvo que es necesario que llegue un presidente limpio que no deba nada a la delincuencia y que tenga la firmeza de enfrentar el reto que Acapulco representa, asimismo que sepa liderar la lucha por la seguridad.El aspirante a la alcaldía porteña precisó que hoy lo más importante es salir con libertad y que no haya una balacera, que falte el transporte público o en cada calle haya un muerto.Por último expresó que estos comicios no son cualquier elección, sino la oportunidad de hacer un cambio real por Acapulco.