Acapulco, Guerrero a 9 de junio de 2017.- Desde la Colonia Mártires de Cuilapan en La Sabana, Ricardo Mejía Berdeja encabezó hoy los diálogos ciudadanos en donde la inquietud de la gente es la mala calidad de los servicios públicos y la falta de espacios dignos de convivencia.

Ricardo Mejía Berdeja compartió que en el próximo periodo ordinario de sesiones que inicia el 15 de junio, habrá de promover una nueva ley del deporte que, de acuerdo al legislador, habrá de hacer mucho énfasis en el deporte popular, “requerimos que en cada colonia y en cada comunidad los jóvenes se dediquen a ello, el deporte es una de las herramientas de pacificación más importante que pueden tener ciudades”.

También habló de la necesidad de un proyecto de cambio en Acapulco porque es urgente un viraje, “no podemos seguir con esta crisis de inseguridad y violencia que nos secuestra en nuestra propia casa” y afirmó que esto sucede ante la falta de autoridad, criticó que el gobierno municipal ha dejado de ocuparse de brindar los servicios básicos a la sociedad, este deteriora la relación de la ciudadanía con las instituciones públicas y va en perjuicio de la comunidad entera.

Hay que hacer conciencia de que no podemos tener un Acapulco con violencia y desintegrado, queremos un ciudad sana y conectada. Critico las declaraciones recientes del alcalde donde expresó que Acapulco estaba de maravilla en materia de seguridad “quizá él sí, pero por lo pronto ayer asesinaron a cuatro personas y hace horas solamente, siete más” criticó el diputado.

Aunque los diputados de Movimiento Ciudadano no tengamos la mayoría en el Congreso, como diputado he promovido reformas como la del Código Penal que ahora considera como delito la pederastia “en Guerrero no teníamos una legislación para enfrentar el caso del canadiense captado en la costera acosando a unas niñas menores de edad”.

Anhelamos y trabajaremos porque Acapulco tenga un gobierno eficaz, administrativamente eficiente, con obra pública que de verdad ayude al desarrollo de las personas. La honestidad y la responsabilidad debe ser la característica principal del gobierno para una ciudad como Acapulco. “Los temas se deben hablar de frente porque el interés es que nuestra ciudad mejore” enfatizó Ricardo Mejía Berdeja.